ALEMANIA: 20 AÑOS DE GÉNOVA, JORNADAS DE DEBATE Y EVENTOS, VERANO DE RESISTENCIA – OTOÑO DE REPRESIÓN

El 20 de julio de este año se cumple el 20º aniversario de la muerte de Carlo Guiliani.

Entre el 18 y el 22 de julio de 2001 se celebró en Génova, Italia, la 27ª Cumbre de los más poderosos del mundo.

Después de que el movimiento antiglobalización cobrara impulso con las primeras grandes protestas en Seattle en 1999 y las protestas en Gotemburgo a principios del verano de 2001, que dieron lugar a muchas más manifestaciones militantes a gran escala con participación internacional, cientos de miles de personas de todo el mundo se reunieron en Génova. Las manifestaciones contra la cumbre de los ocho países más poderosos del mundo dieron lugar a numerosos disturbios. La policía utilizó toda la fuerza disponible contra lxs manifestantes. Hubo cientos de heridxs, detenciones y varios registros. El 20 de julio de 2001, las protestas antiglobalización alcanzaron su trágica culminación en el momento en que Carlo Giuliani fue disparado y atropellado por la policía durante los disturbios; la primera muerte de este movimiento.

Las protestas de Génova representaron la cúspide de la violencia estatal. Muchxs recordarán los cientos de bolsas para cadáveres que ordenó de antemano el entonces presidente Berlusconi. La tortura de lxs detenidxs en la escuela Díaz también quedó grabada a fuego en la memoria colectiva.

Sin embargo, la contraviolencia de las decenas de miles de manifestantes que se enfrentaron a la policía en la ciudad, las imágenes de policías huyendo, barricadas en llamas y calles plagadas de gases lacrimógenos, forman parte de una historia que sigue dando forma al movimiento de protestas en la cumbre hasta el día de hoy.

Desde entonces, ha habido muchas más reuniones de lxs poderosxs, y nosotrxs también las hemos utilizado como una oportunidad para reunirnos en las calles del mundo y luchar juntxs.

Algunxs recuerdan la cumbre de la UE en Salónica (https://gipfelsoli.org/Home/Thessaloniki_2003/112.html) en 2003 y la cumbre del G8 en Rostock-Heiligendamm en 2007 y la fuerza que tomamos de esas protestas en nuestras ciudades y provincias, en las okupas, en las infosalas y en los grupos pequeños y grandes.

Después de que el Estado lanzara varias campañas de represión importantes para frustrar las protestas en el período previo a la cumbre del G8 en Heiligendamm, se produjo un gran movimiento de solidaridad que, en última instancia, también contribuyó enormemente a la movilización para las protestas.

La manifestación internacionalmente movilizada en Rostock el 2 de julio de 2007 terminó en batallas callejeras alrededor del puerto que duraron horas. También en los días siguientes la policía tuvo enormes problemas para pacificar los enfrentamientos entre militantes.

Al mismo tiempo, los campamentos de protesta proporcionaron un espacio para establecer relaciones y amistades internacionales. Todo esto fue acompañado por una referencia informal en las diversas acciones directas en torno a la cumbre en casi toda Europa.

Los frutos de la autoafirmación y las experiencias de esos días impulsaron las campañas actuales y posteriores en muchas ciudades de Alemania. La policía, todavía afectada de forma tangible por los enfrentamientos, rara vez pudo controlar las manifestaciones ofensivas espontáneas, los conciertos ilegales, las ocupaciones ilegales y muchas otras acciones. De 2007 a 2011, se percibió un aumento constante de las acciones autoconvocadas y presentes en muchas ciudades de Alemania.

La cumbre de la OTAN en Estrasburgo y la cumbre del clima en Copenhague en 2009 fueron de nuevo puntos de encuentro de los movimientos radicales en Europa que continuaron la lucha común contra un enemigo mundial, mirando más allá de un enfoque local a un encuentro antinacional más amplio. En Berlín, las experiencias de esos momentos dieron lugar a varios intentos de lucha, como las jornadas de okupación (https://squatmeet09.wordpress.com/2009/06/02/call-out-days-of-action-2009/), los sponti contra el SAP (https://directactionde.blogspot.com/2008/06/we-stay-all-action-days.html) y la manifestación en recuerdo de Carlo Guiliani diez años después de Génova.

Estos encuentros son importantes para los movimientos, ya que promueven el intercambio, fomentan el discurso y permiten que la gente se conozca y discuta ideas.

Es a través de estas protestas que podemos percibir nuestra propia fuerza y enfrentarnos a lxs gobernantes. Su respuesta es la represión. Aunque es algo esperado, debemos entenderlo como un reto al que hay que enfrentarse y con el que hay que lidiar. Golpean, detienen y asesinan. Registran y desalojan nuestras casas, vigilan a lxs compañerxs, investigan los movimientos y nos ahogan con juicios.

La cumbre del G20 en Hamburgo se suma a la lista de estos «lugares de encuentro»; de lugares de empoderamiento colectivo contra y por encima de las leyes y normas del Estado capitalista. En contraste con las tácticas de represión en el período previo a la cumbre del G8 en 2007, esta vez el Estado apenas intentó polarizar a la sociedad por adelantado. Sin embargo, posteriormente, una ola de persecución policial casi sin precedentes se abatió sobre diversas estructuras e individuos que, supuestamente, participaron en las protestas de Hamburgo.

A pesar de los numerosos análisis, textos, folletos y también acciones posteriores, no se pudo superar la gravedad del shock causado por las investigaciones y los métodos asociados de la policía. La energía y la solidaridad que pudieron obtenerse de los disturbios en Hamburgo se disiparon con relativa rapidez. Hasta el día de hoy, y seguramente durante los próximos años, muchas estructuras están luchando con juicios e investigaciones.

La cumbre del G20 celebrada en Biarritz un año después tuvo un nivel de movilización comparativamente bajo y sentó pocos precedentes, en parte porque las autoridades colaboraron estrechamente de antemano para evitar que la gente participara. El acto de revancha del gobierno alemán al retirar de la red la plataforma del movimiento linksunten.indymedia.org fue escaso. Se crearon breves momentos de defensa y referencia con una manifestación de solidaridad en Leipzig en enero de 2020 y un ataque al Tribunal Administrativo Federal en Leipzig con dispositivos incendiarios.

Creemos que el recuerdo de Carlo Guiliani debe ser motivo de un recuerdo airado también en Berlín.

Al mismo tiempo, los momentos de autoapoyo en el contexto de las protestas que han tenido lugar sólo pueden ampliarse y fortalecerse si también seguimos ampliando las referencias entre las diferentes ocasiones, la represión y los campos de lucha actuales.

Como se mencionó anteriormente, en 2011, en el décimo aniversario del asesinato de Carlo, se organizó una manifestación no registrada que terminó en enfrentamientos. (http://rachefuercarlo.blogsport.de/)

Nuestra propuesta es, por tanto, una coordinación de acciones y eventos, incrustada en el análisis de contenido, referida tanto a la represión de los momentos de movimiento (protestas de la cumbre) como a los momentos ofensivos que hemos tomado en estos puntos.

Los juicios en relación con la cumbre de Génova se prolongan hasta hoy, y la represión tras la cumbre del G20 en Hamburgo nos acompañará durante años. Sin embargo, en lugar de aceptar esto como es y reaccionar de la mejor manera posible, queremos crear momentos de ofensiva en lugar de sólo defensiva, reunirnos en las calles incluso más allá de los eventos a gran escala de lxs poderosxs, y permanecer juntos contra el sistema y sus asesinos.

Una protesta común sólo puede crear un espacio sostenible y ofensivo si se establecen contextos y referencias. Los momentos colectivos se potencian cuando se unen grupos y estructuras diferentes.

Estos momentos también deben existir en casos de represión. Tenemos que borrar la individualidad dada por el Estado y adoptar una postura clara; confiar en lxs demás y permanecer juntxs en los casos de represión. Es entonces cuando y donde la solidaridad toma forma.

Por lo tanto, queremos abrir el espacio para que todos discutan juntos cómo recordar y luchar, para tener una continuidad de lucha, en la que se puedan crear referencias marco entre la muerte de Carlo Guiliani y las protestas con motivo de las reuniones estatales y la represión.

Las campañas iniciadas por el estado con la ayuda de la policía, la prensa y similares contra organizaciones, estructuras e individuxs deben ser contestadas, sin perderse siempre en la lucha continua de la autodefensa. Crear precedentes y momentos propios debe ser nuestro objetivo.

Intentaron enterrarnos, no esperaban que fuéramos semillas

https://neverforget.noblogs.org

Si ya has organizado un evento o si piensas organizar uno, puedes ponerte en contacto con nosotrxs: neverforget [at] systemli.org

[ENGLISH]


FUENTE: KONTRAPOLIS
TRADUCCIÓN: ANARQUÍA

Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Anarquía.info

Anarquía.info