UN TEXTO DE DIVINE SOBRE SU EXPULSIÓN DE ITALIA

Saludos a todxs.

En la mañana del día 15/07/2019, encontré a lxs policías en casa que me pidieron que los siguiera para la firma de una notificación.

Cuando llegué a la comisaría me enteré de que la notificación era sobre mi deportación para el día siguiente, así que me llevaron y me detuvieron en el aeropuerto de Malpensa.

Por supuesto el mismo día de la detención hubo un juicio al estilo medieval con todo ya decidido desde el principio.

Al día siguiente, en Malpensa, un policía me dijo que la deportación había sido bloqueada por el TEDH (Tribunal Europeo de Derechos Humanos), así que en lugar de liberarme sin más, no satisfechos con el resultado del Tribunal Europeo, decidieron encerrarme en el CPR de Bari.

Si hasta entonces lxs policías habían sido legalistas, en el CPR de Bari lxs policías son de todo menos «legalistas». Me gustaría hacer algunas observaciones sobre la CPR;

1) Dentro del CPR está prohibido introducir cámaras o cosas similares.

2) Los teléfonos los proporciona el propio centro (personalmente nunca me han dado uno…).

3) A la entrada del CPR te registran como a la entrada de una cárcel (la cárcel es definitivamente mejor), tus pertenencias personales te las guardan, y en caso de que tengas dinero te lo cuentan y también te lo «guardan» (o más bien lo pierden en un bolsillo ajeno ya que casi me pegan a la salida para recuperarlo).

4) La estructura está formada por corredores (a menudo en los corredores te ponen con tus compatriotas) y yo estaba dentro de un corredor predominado por albaneses.

Dentro del corredor el aire es nauseabundo (una mezcla de orina y heces), los baños están frente a las habitaciones, además hay una sala de estar con un televisor donde se puede comer y un campo donde se puede estar fuera.

– Las habitaciones están formadas por simples hileras de camas en las que ni siquiera hay sábanas.
– Los baños no tienen inodoros y el aire es irrespirable, con trozos de excrementos y décadas de orina pegados en las paredes del baño y las duchas (las duchas están al lado del inodoro).
– Los lavabos también están al lado de los retretes (igualmente sucios de excrementos).

5) La comida está drogada con psicotrópicos tranquilizantes.

Ahora, casi dos años después, tuvo lugar la audiencia final del tribunal europeo, que delegó la decisión sobre mi deportación al gobierno italiano, que obviamente me deportó.

La lista es larga, pero lo principal es lo siguiente. No me sorprende el trato que reciben los indocumentados. No me sorprende que quieran expulsarme; al fin y al cabo, el Estado es el Estado, y como tal quiere salvaguardar sus intereses. Todos sabemos cómo trata el Estado a sus enemigos. Y ya nada debe sorprendernos, sino que por el contrario debemos prepararnos para lanzar un golpe más fuerte tratando de esquivar los golpes. Somos nosotrxs lxs que debemos sorprenderles a ellxs y no a la inversa.

Divine Umoru

Leer el caso del compañero: Aquí

 


 

FUENTE: MALACODA
TRADUCCIÓN: ANARQUÍA

Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Anarquía.info

Anarquía.info