Con este texto reivindicamos la destrucción de seis cámaras de vigilancia, rotas o quemadas, en la noche del 4 de octubre de 2019, en Saint-Jean-du-Gard (en los Cevennes).

Porque queremos poder caminar por la calle libremente, sin dejarnos filmar, mirar, archivar…

Porque nos negamos a inclinarnos ante el Estado y a sus argumentos de seguridad y antiterroristas, que justifican el control y a la catalogación de individuxs.

Porque nuestra sed de libertad nos inflama.
Porque el mundo que quiere dominarnos nos cabrea.

¡No hay respiro para todos sus instrumentos de muerte!


FUENTE: INSUSCETTIBILE DI RAVVEDIMENTO
TRADUCCIÓN: ANARQUÍA

Cerrar menú