PARÍS, FRANCIA : ATAQUES DE ULTRAS RELIGIOSOS A LA BIBLIOTECA ANARQUISTA LA DISCORDIA

sans-titre-4Desde hace varios meses, y especialmente desde los atentados cometidos por unos fanáticos religiosos el 13 de noviembre de 2015, la biblioteca anarquista ‘La Discordia’, situada en el 19º distrito de Paris, está en el punto de mira debido al contenido de las charlas y debates que organiza regularmente (contra la religión en su conjunto, incluído el islam). Por otro lado, l@s compañer@s que mantienen el local tratan de dar cabida a las voces discordantes contra la nueva moda racialista que devora poco a poco el entorno de extrema izquierda y libertario en Francia.

Con el pretexto de luchar contra el racismo hacia las personas percibidas como musulmanas, militantes teo-compatibles se organizan entre otros junto a las asociaciones y organizaciones musulmanas reaccionarias (antisemitas, homófobas… ) para denunciar el “estado de urgencia”. Existe por tanto una confusión voluntaria por su parte: entre el racismo contra los individuos presentados como “musulmanes” y la crítica del orden moral religioso sea cual sea su procedencia. Estas mismas personas que denuncian lo que llaman la “islamofobia” omiten referirse a las persecuciones y lapidaciones contra los ateos y/o revolucionarios en los estados donde el islam es “religión oficial”, culpables a ojos del orden moral de “blasfemia”. Es el término “islamofobia”, tan apreciado por estos militantes, el que estos poderes religiosos emplean para justificar la represión contra estos mismos blasfemadores. Recordemos de una vez por todas que curas, rabinos, imanes y ayatolás son igualmente los primeros en defender el infierno en la Tierra, en mantener todo tipo de opresión (patriarcal, misógina, homófoba, tránsfoba…) y romper toda subversión contra el orden establecido (los disturbios de 2005 en Francia y las revueltas en el Magreb y en Egipto son ejemplos flagrantes).

Todo esto va de la mano con la puesta al día de la teoría de la “raza”, que era exclusiva de la extrema-derecha hasta ahora (que no es ni más ni menos que una inversión de las teorías de la “raza” de Gobineau de finales del siglo XIX). En pleno « movimiento social » contra la “ley trabajo”, los partidarios de la “raza” aplican la segregación en el interior de la lucha bajo criterios biológicos, anatómicos, fisiológicos, en la facultad de St-Denis. Para rematar, la biblioteca anarquista «La Discordia» sufrió un ataque la noche del 21 de abril con todos sus cristales rotos y una pintada de “racistas” en la fachada (que ironía por parte de cretinos que separan a la gente según su índice de melanina!). Mientras que en este momento los cristales de este mundo de polícia y opresión caen en pedazos en las cuatro esquinas del país, los garantes del orden moral atacan por tercera vez a revolucionarios que luchan cada día con los pocos medios que tienen para mantener un lugar de difusión y de agitación anarquistas en un barrio popular de la capital. ¡Callarse ante estos actos es volverse cómplices!

Ha llegado el momento de reafirmar nuestra aversión sin concesiones contra todas las religiones, incluyendo la que se nos presenta como “la de los oprimidos”, y de su teoría inmunda de “la raza”. ¡No hay religión de los oprimidos, sólo religiones que oprimen, al igual que no existe ninguna “raza” sino únicamente racistas!

¡ Solidaridad con La Discordia ! ¡ Por la blasfemia ! ¡ Por la Anarquía !

[Seditions, n°7, Besançon.]

Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Anarquía.info

Anarquía.info