Recordamos que nuestro compañero, el anarquista Gabriel Pombo Da Silva, fue arrestado en Portugal el pasado 25 de Enero, después de un año y medio de clandestinidad.

Durante su confinamiento en las celdas de la policía judicial de Oporto, la defensa ha trabajado para que fuera puesto inmediatamente en libertad como el derecho «provee». Pero, como ya sabemos, el derecho es inversamente proporcional al poder y Portugal ha demostrado claramente estar bajo el poder del Estado español que quiere anular completamente a  nuestro compañero. No lo han conseguido con 32 años de barrotes, aislamiento, torturas y vejaciones de todo tipo, ¿cómo pueden pensar en conseguirlo ahora!?

La señora Mercedes Alcázar Navarro (juez del tribunal número 2 de Girona), de cualquier manera, se está empeñando duramente en ello y, por ahora, gracias a la estrecha y subordinada colaboración de sus colegas portugueses, ha conseguido convencer al Tribunal Supremo de Lisboa para que le de la razón.

Hoy, 27 de Marzo, hemos sabido que el mencionado tribunal se ha pronunciado a favor de la extradición de Gabriel al Estado español. El hecho que finalmente nos ha confirmado que esta sentencia definitiva ha sido el fruto de la colaboración estrecha de estos dos países, ha sido que la emisión de la sentencia ha tardado solamente 3 días (recurso presentado por la defensa el 5 de Marzo, recibido al día siguiente, en manos de los jueces competentes el 23 de Marzo, ¡¡¡sentencia firmada el 26 de Marzo!!!).

Convencidos siempre de que se trata de una venganza de Estado contra Gabriel, por no haberse doblegado ante ninguna autoridad y por haber afrontado con dignidad y la cabeza alta una vida entera en prisión reivindicando el anarquismo y la coherencia.

No perderemos más tiempo reflexionando y escribiendo sobre lo que esta «autoridad judicial» ha dejado de hacer, de analizar, de examinar, considerar, etc… recordamos, en cualquier caso, algunos puntos fundamentales a fin de que el que lee no pierda el hilo de la situación: -La juez del tribunal número 2 de Girona ,Mercedes Alcázar Navarro, pretende que Gabriel cumpla otros 16 años de cárcel, niega el “principio de especialidad” (gracias al cual fue liberado hace 4 años), que no ha perdido validez jurídica homogénea en toda Europa. Este mismo principio ha continuado negándolo el tribunal regional Guimaraes (jueces MaríaTeresa Coimbra, Cándida Martinho, Antonio Teixeira) y el Tribunal Supremo de Lisboa (jueces Helena Moniz y Nuno Gomes Da Silva).

– La juez del mencionado tribunal de Girona, Mercedes Alcázar Navarro, escondió la orden de liberación inmediata de Gabriel en Mayo de 2016 (por esto tardó 3 semanas más en salir en libertad), motivo por el que fue denunciada por «prevaricación» (parece ahora más clara su actitud vengativa). Esta Navarro, además, durante estos dos últimos meses no ha parado de presionar a Portugal con el fin de que le fuera entregado «este peligrosísimo individuo».

– Ahora, la defensa recurrirá al Tribunal Constitucional, pero será muy difícil que modifique la conclusión del Tribunal Supremo. La extradición quedará suspendida hasta que el constitucional emita sentencia (más o menos un par de semanas).

Gabriel, está bien de salud y siempre acompañado de su espíritu combativo… Continuemos expresándole toda nuestra solidaridad sin que este hermoso vocablo quede atrapado en una palabra vacía. No bajamos la guardia y esperamos siempre lo peor de nuestros enemigos; no somos ingenuos y sabemos que tenemos que resistir y luchar hasta el final.

GABRIEL LIBRE!!!
TODXS LIBRES!!!
VIVA LA ANARQUÍA!!!