ITALIA: SOLIDARIDAD CON VINCE

El 8 de agosto [2019], después de una fuga que duró más de siete años, el compañero anarquista Vincenzo Vecchi fue arrestado en Francia. Después de la sentencia de 11 años y medio por «devastación y saqueo» por los eventos del G8 en Génova [2001], Vince se había vuelto imposible de rastrear para el Estado.

Una elección difícil y valiente, consistente con lo que él mismo declaró en la sala del tribunal antes de la sentencia: «…como anarquista, considero que los conceptos burgueses de culpa o inocencia carecen de sentido». Entonces, una vez que fue condenado definitivamente, decidió irse, para no ser atrapado por los numerosos aparatos policiales que el Estado desató contra él.

Los años de clandestinidad no deben haber sido fáciles, pero la forma en que Vince enfrentó el castigo que el estado le infligió nos hizo sentir realmente cómplices de su elección.

Desafortunadamente, el trabajo de Digos, Ucigos y muchas otras mierdas condujo a su captura y ahora está preso en la prisión de Rennes, a la espera de solicitudes de extradición a Italia, donde debe cumplir su condena por la revuelta de Génova.

A menudo escuchamos en las marchas «nuestro amor por la libertad es más fuerte que cualquier autoridad» y es precisamente este amor el que debe haber llevado a la elección de la clandestinidad. La idea de que nuestro compañero ahora está encerrado dentro de las cuatro paredes de una prisión nos golpea hasta el corazón, pero no nos derriba; más bien arroja gasolina al fuego de la lucha contra este sistema.

Durante estos siete años, la fuerza que la elección radical hecha por Vince dio a las luchas fue fundamental para algunxs y el hecho de que el Estado luchó tanto para tener éxito en poner sus cadenas en él fortalece la imagen de un poder que no siempre es invencible. La ira que corre por nuestras venas es tan grande, pero esta ira solo puede desatarse contra el poder y su aparato, con aún más fuerza.

Lo de Génova fueron días de lucha, de guerra contra el capitalismo, de revuelta contra lo existente. Por lo tanto, solo podemos informar las palabras pronunciadas por Vince en los tribunales: «Siempre he asumido la plena responsabilidad y las posibles consecuencias de mis acciones, incluida mi presencia el día de la movilización contra el G8 del 20 de julio de 2001, de hecho, me siento honrado de haber participado como hombre libre en una acción radical colectiva, sin ninguna estructura hegemónica por encima de mí «.

Queremos expresar nuestra máxima solidaridad con Vince, con el deseo de volver a verlo lo antes posible con nosotrxs en la lucha por la destrucción de este sistema.

¡LIBERTAD A VINCE!
¡LIBERTAD A JUAN!
¡MUERTE AL ESTADO!
¡POR LA ANARQUÍA!

Centro de documentación anarquista «L’Arrotino» de Lecco


FUENTE: CENTRO DI DOCUMENTAZIONE ANARCHICO “L’ARROTINO”
TRADUCCIÓN: ANARQUÍA


 

Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Anarquía.info

Anarquía.info