ITALIA: LUCHA CONTRA LOS MUOS, ACTUALIZACIONES SOBRE LA PRIMERA AUDIENCIA DEL JUICIO POR AGRESIÓN A FUNCIONARIOS PÚBLICOS

El 26 de octubre de 2018 se llevó a cabo la primera audiencia del juicio en la que siete compañeros y compañeras de Turín, Palermo y Niscemi fueron acusadxs de los delitos de violencia y agresión contra funcionarixs públicos para evitar sus detenciones.

Los hechos se refieren a una guarnición de solidaridad nacida espontáneamente fuera de la estación de policía de Niscemi el 22 de abril de 2013, después del arresto de siete personas que habían logrado romper las barreras y los dispositivos de seguridad de la base estadounidense de Niscemi donde se encuentra el MUOS (aún en construcción) y las 47 antenas NRTF, 4 de las cuales estaban ocupadas. La acción obligó a lxs militares a apagar sus antenas, saboteando así sus propósitos de guerra repugnantes por un día y los efectos devastadores en el territorio y sus habitantes, y por primera vez para derribar el mito de inviolabilidad de la base. Dos de las siete personas quedaron detenidxs, mientras que lxs restantes, quedaron en libertad pero en investigación, se unieron a la guarnición. Durante el transcurso de la guarnición de solidaridad, policías y DIGOS también intentaron a un tercer compañero pero, gracias a la reacción de algunxs de lxs presentes que se interpusieron para evitarlo, no pudieron hacerlo.

Aquí, entonces, la máquina represiva nos presenta el proyecto de ley, que nos recuerda uno de los principios fundamentales en los que se basa: el estado es y debe seguir siendo el único legítimo para el uso de la violencia y la venganza. Y así, en una regurgitación de la nostalgia del fascismo de los años treinta y de las leyes que la caracterizan un poco más agudas de lo habitual (la nostalgia de que, por otro lado, la estación de policía de Niscemi, no es el único – caso ni algo poco habitual- no se avergüenzan en reivindicar un retrato del Duce en sus oficinas), el aparato represivo ha considerado apropiado retirarse del cilindro judicial, directamente del Código Rocco, el agravante (¡oye, oye!) de la «reunión sediciosa», que tuvo éxito Pidiendo así penas de prisión de hasta 15 años.

La audiencia se aplazó hasta el 29 de enero de 2019 debido a la falta de notificación: al parecer, de vez en cuando, también sucede que tropiezan torpemente entre sus propios papeles.

Independientemente del giro que tome este proceso o como termine, sigue siendo una certeza, que la libertad de un compañero ha sido, y sigue siendo, un buen botín.

Una imputada.


FUENTE: ROUND ROBIN

TRADUCCIÓN: INSTINTO SALVAJE


Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Anarquía.info

Anarquía.info