ITALIA: COMUNICADO DEL ANARQUISTA DAVIDE DELOGU

(El siguiente documento fue redactado y leído por el compañero anarquista Davide Delogu el 10 de octubre de 2018, durante una audiencia del juicio que lo acusó de intento de evasión de la prisión de «Buoncammino» en 2013, en la ciudad de Cagliari, en Cerdeña)

Como sabemos, inicialmente este proceso fue bloqueado durante un año por el DAP, intentando (fallando) imponerlo por videoconferencia, abusando del uso de esta «medida de emergencia», encadenándome en el papel de rehén indefenso por una tecnología insidiosa y prevista , para debilitar la voluntad del detenido como instrumento para despersonalizarlo, para que no se resistan, tomarlo por agotamiento, aislarlo de su contexto afectivo y solidario, silenciarlo en la resignación la tensión refractaria y, en particular, la lucha contra la prisión, la realidad en su lugar. Nunca he dejado de existir / resistir a pesar de todo. Estas son las mismas «medidas de emergencia» con las que he estado atrapado en las cárceles penitenciarias de Sicilia durante años (deportado como consecuencia represiva de las luchas emprendidas en la prisión de «Buoncammino») con la aplicación de regímenes diferenciadores, entre las cuales el extremismo del aislamiento. 14-BIS, implementado con feroces arbitrariedades, métodos perversos sionistas, para derribar física y moralmente al prisionero, y con él la lucha original, que no han logrado detener, por ser una individualidad viva, incorregible / indomable y no sujeta a la alienación. La aniquilación de la prisión, alimentando en su lugar más ira, desprecio y determinación al lidiar con la lucha contra la tortura blanca del aislamiento continuo y en total cuestión, pero también de la prisión en general, como una herramienta vengativa del estado, con la que planea y experimenta en nuestra piel de condenadxs. La evolución represiva sobre la ideología de la manipulación de la identidad, en el aplanamiento de mentes e instintos, en una vida sub-humana, por autómatas, para el mantenimiento no solo del poder de la prisión (que puede ser golpeado cuando uno quiere …) sino de todo el dominio capitalista imperialista de la civilización del sistema. De las cosas existentes en la sociedad y en todo lo que la rodea.

Entonces, la cárcel, es evidente, no es un argumento no relacionado con el contexto social que lo genera. Nosotrxs, lxs presxs, somos parte de lxs explotadxs, brutalizadxs y dejadxs en cautiverio, a lo que lo único que se garantiza es la sumisión a una existencia miserable.

El escenario entre el interior y el exterior no cambia, ya que el mercado que sufren lxs oprimidxs y explotadxs es esencial para el sistema de seguridad colonialista, por lo que todo debe mantenerse en el contexto de compatibilidad con los intereses de lxs patrones, y cuando las averías, de las oposiciones a ellas, intensifican el ataque anticipado de la máquina represiva, por dentro, por fuera.

Este hecho, que no nos ha impedido a lxs internxs de la antigua prisión de «Buoncammino», poner en tela de juicio este mecanismo.

Entre mayo y junio de 2013, hubo varias huelgas colectivas en la prisión de Cagliari en el siglo XIX (no relacionadas con lxs radicales de Pannella, al contrario de cómo se ha aclamado en esta sala) de comida y líquida en particular, pero también de corta duración. Pasar huelgas y protestas contra la oligarquía del área educativo, todas apoyadas por continuas palizas.

Los dos primeros, también firmados por cientxs de prisionerxs, contra las condiciones inhumanas inaceptables de la cárcel, reclamando mejoras de encarcelamiento, la abolición de leyes aberrantes como la cadena perpetua y 41-BIS, la aplicación de una fuerte amnistía generalizada, para difundir la cohesión en la lucha contra lxs presxs de otras cárceles y para apoyar y difundir la manifestación nacional que tuvo lugar en Parma: contra la prisión, la diferenciación, el 41-BIS, el aislamiento, en apoyo de la lucha de todxs lxs presxs, emitida por la «Asamblea de Lucha Unida contra la Represión» a la que hemos contribuido.

Como suele suceder, cuando se trata de la realización de formas de lucha colectiva en prisión, con las relaciones de fuerza establecidas, la autoridad de la prisión (pero también de afuera) si no son reprimidas inmediatamente, tratan de administrarlas dentro de las jaulas institucional, para caer en la trampa del compromiso, la explotación, para evitar la autodeterminación del cuerpo detenido, con la amenaza / chantaje sobre el uso del aislamiento, las transferencias punitivas, la pérdida de beneficios, la búsqueda del «promotor» «Para la aplicación indigna del 14-BIS, etc. etc ..

Pero no nos rendimos a esta lógica del premio / castigo, negándonos a hacernos «conducir» como títeres, dando así vida a un ciclo de luchas que no se habían visto durante años en la prisión. ¡Éramos todxs un montón!

Después de veinte días de confrontación, desde la huelga alimentaria, emprenderemos la líquida que nos negamos a ir allí amontonado como «ganado humano», en los lugares estrechos utilizados para los «paseos».

La dirección de la prisión no se mantuvo impotente, y el mismo día realizó una represión contra el ataque, devastó las celdas ocupadas por lxs detenidxs que firmaron el documento de adhesión, con una búsqueda extraordinaria. Fue en esa ocasión que tomaron algunos objetos que me pertenecían, con los cuales se formuló la acusación para la cual fui llamado a juicio, que quiere ocultar y disfrazar lo que era una realidad, una lucha que arrojaba semillas de rebelión. Y eso tuvo que ser cortado en el capullo.

Entonces, lxs carcelerxs primero, apuntaron a atacar al rebelde anarquista (y luego no solo a él) por la tenacidad con que llevaron adelante las iniciativas, que se concretaron en un contexto más general, tanto con intervenciones de solidaridad como con en protestas de otras prisiones, y también porque nunca quise sufrir, pero siempre me he enfrentado a KONKA ARTA («cabeza en alto» en Cerdeña), la tiranía con la que imponen la dignidad de trueque con obediencia dentro de humillante y bestial. Condiciones de galeotte.

En la práctica, hoy queremos probar la determinación de un detenido en una pelea que no se inclina y no se resigna a la aplicación de la ley actual, al mecanismo jerárquico de explotación tras las rejas, porque no se deja chantajear con los «bienes», con los castigos, con tus compromisos y tus ilusiones hipócritas.

Pero durante el período en cuestión a «Buoncammino», hubo un aire de revuelta, considerando la ineficacia de las huelgas pacíficas.

Aquí llegó el 9 de julio de 2013, el día en que estalló una rebelión colectiva, que comenzó con prisionerxs encerradxs dentro de las celdas, el sabotaje del sistema eléctrico de las secciones, la detonación de decenas de bombas de gas artesanales fuera y dentro de las secciones, mientras tanto lxs guardias escaparon de este último, hubo el lanzamiento de sábanas y muebles que quemaron, celdas a medio destruidas y fuego en las ventanas para llamar la atención hacia el exterior, incluso con pancartas colocadas, donde se reunieron parientes en la plaza frente a la pared, el apoyo de la solidaridad y la presencia de periodistas demandados por lxs detenidxs.

La violencia en la prisión no esperó, con aislamientos, transferencias punitivas y golpizas, a quien trató de ahorcarse en la prisión punitiva en la que desembarcó, también en una bienvenida «cálida» reservada para él.

Por lo tanto, aún está reprimido y castigado la dignidad humana que se alzó con ira en una sacudida de revuelta, ¡desafortunadamente no se manifiesta en el poder destructivo más amplio!

Fui deportado a la lager de Palermo e introducido en el régimen de tortura del 14-BIS, un instrumento opresivo y vengativo, y de aniquilación contra quienes no se mantienen dóciles, que no quieren rendirse y arrodillarse ante la arrogancia. y para la misma función de clase de la prisión, donde el Estado trabaja contra el detenido, su eliminación organizada, con la violencia extrema del aislamiento, a través de restricciones maníacas, condiciones brutales de sadismo psicopático de control de lxs carcelerxs, la privación absoluta de cualquier relación humana dentro de un poder arbitrario intenso abusado por cualquier Administración Penitenciaria de extensión indefinida.

¡Todo está diseñado para aniquilar!

Por lo tanto, la rebelión contra este funcionamiento hegemónico se ha vuelto como el oxígeno que se respira, practicando varias formas de lucha permanente, conduciendo al fracaso de las intenciones de opresión de la prisión.

El establecimiento de las barras, nos gustaría reducir a todxs a títeres consentidxs, a través de su miseria y sus métodos, anulando la dignidad del prisionero y violando la integridad física, la afectividad, la sexualidad y la psicología, para agregar a la ideología de las rejas para acostumbrarlos en convertirlos en sirvientes y súcubos de un genocidio estatal perpetrado con impunidad en la patria de las cárceles, como parte de un proyecto para exterminar el matadero democrático, vinculado a un mantenimiento más extenso y sofisticado del orden social actual, con el que avanza y se refina la evolución del asentamiento y expansión del control represivo.

La prisión con su sistema diferenciador como laboratorio de encarcelamiento aplicado en las formas y métodos para la construcción de una opresión más amplia de la sociedad.

La exportación del modelo de cárcel para una prisión al aire libre más alienante, en la que las condiciones de la vida humana (y el planeta) se modifican radicalmente para provocar un sustituto a través de un sistema policial-digital-tecnocientífico, realizado sobre la destrucción de los valores de la libertad, que nos obliga a cambiar en todos los aspectos de la existencia, como una consecuencia alienante de las personas formalizadas por la ética civilizadora y por su colaboración desenfrenada hacia la «integración».

Y será posible comprender, que como cualquier renuncia al ataque contra este avance de la dominación, ¡lo pagarás caro!

Claramente, no siempre sucede según lo planeado por lxs responsables, como lo han demostrado tantos caminos individuales de prisionerxs y no prisionerxs que nunca se dan por vencidxs.

Cuando se trató de desarrollar las luchas en las cárceles italianas con las últimas movilizaciones de la prisión en apelación de la «Coordinación de Presxs», con el apoyo de tantas realidades externas, no pudimos destruir el poder de los objetivos reclamados, pero obtuvimos lo fundamental. conciencia de que «si se quiere firmemente puede que esto ocurra», significa que ciertos métodos de lucha no pueden quedar varados, quedando solo aquellos, sin atacar materialmente a la prisión, y al menos por mi parte, no había ninguna presunción para apoyar una tipo de «reclusión», consciente de ser explotadxs, humilladxs, torturadxs y maltratadxs en manos del despotismo de la prisión, considerando que lxs prisionerxs, en principio, son los mismos componentes tanto afuera como adentro, apoyan el sistema de monopolios y en el otro lado de las leyes violadas, pero el significado y la evaluación que obtuve con vehemencia es siempre la urgencia de afirmarse, a partir de la ira, la intolerancia y la convicción de uno para poner en práctica y para derrotar la sumisión a los intereses del sistema (que a veces se confunde con el nuestro) es tener el valor de recuperar / redescubrir nuestros deseos, nuestra dignidad. y combatividad, respeto por nosotrxs, para llevarnos a actos de autoliberación de las jaulas que sabemos que tenemos dentro, con las fuerzas actuales existentes que son ciertamente minoritarias en comparación con las fuerzas del enemigo, por lo que la creatividad puede conferir a la minoría luchadora, un coeficiente de fuerza explosiva: dinamita que tiene un valor insustituible y que no se discute.

La química de la destrucción se convierte en manos de un alquimista de la liberación, en la venganza contra el orden social.

Lo suprimiremos lentamente junto con todo lo que nos rodea, ó mataremos la megamáquina muy rápidamente en las partes vulnerables, sin esperar nada.

¡No hay caminos intermedios!

Por mi parte, seguiré mi instinto salvaje, enfrentándome y, sobre todo, en la oscuridad del aislamiento, negando y rechazando la brutalización y la disciplina que la autoridad de la prisión quiere imponer en mi mente y mi cuerpo, ya que solo soy yo quien decide cómo me enfrento a la cárcel, y lo hago luchando tras las rejas, que es la única libertad que nos queda a lxs presxs.

Ningún reja es tan sólido como parece.

Quien los corta

Quién los quema

¡Quien los combate!

Solidaridad refractaria a lxs anarquistas * encarceladxs en las secciones blindadas del AS-2 y en otros regímenes estatales italianos y a lxs anarquistas * encarceladxs en otros estados.

Felices saludos a aquellxs anarquistas * anónimxs * que, fuera también en diferentes Estados, atacan directamente a los sectores más infames de la civilización, en solidaridad con lxs prisionerxs anarquistas *, ¡llenando de fuerza la imaginación de la guerrilla!

Sempri Ainnantis Per La Libertà Di Ogni Giorno!

Prisionero Anarquista Sardo Deportado

DAVIDE DELOGU


(Actualmente, David cumple una condena de 18 años (2010 / 2028) por robo e intento de asesinato, hasta la fecha lleva un juicio en su espalda está acusado del cargo de intento de fuga antes mencionado, y otro juicio por el Intentó de evasión desde la cárcel «Bruccoli» en Augusta (SR) el 1 de mayo de 2017, hecho contada por él con una declaración pública).


FUENTE: SARDEGNA ANARCHICA

TRADUCCIÓN: INSTINTO SALVAJE


Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Anarquía.info

Anarquía.info