HAMILTON, CANADÁ: CARTA DE CEDAR SOBRE LOS CARGOS DE CONSPIRACIÓN, LA CÁRCEL DE BARTON Y LA SOLIDARIDAD.


He estado fuera de la cárcel unas dos semanas, el tiempo suficiente para volver a configurar una computadora, para reemplazar lo que me robaron la policía y para comenzar a determinar qué reflexiones me gustaría compartir más ampliamente. Hace aproximadamente un mes escribí una carta pública en la cárcel de Barton e intenté enviarla por correo, pero parece que no sobrevivió a los censores de la prisión, por lo que algunos detalles serán menos oportunos de lo que podrían haber sido.

Antes que nada, muchas gracias por todos los gestos de apoyo y solidaridad. Enfrentar los cargos y el encarcelamiento es difícil, pero hace una gran diferencia saber que hay gente apoyando y que entiende estos ataques del estado en el contexto de luchas más grandes por la libertad y la autonomía. Como anarquistas, tenemos una larga historia de enfrentar la represión con valentía, y cuando me siento triste o asustado, pienso en la desdentada sonrisa de Bakunin en Siberia, o en la desafiante inclinación de la barbilla de Louise Michel cuando enfrentaba a sus jueces o a los innumerables que desde aquellos días se han negado a permitir que la violencia del estado lxs obligue a abandonar sus ideas e integridad.

No voy a comentar sobre los detalles de lo que me acusa, aparte de decir que defiendo cada palabra que escribimos en la declaración de The Tower a principios de marzo. Sin embargo, creo que es importante discutir el cargo principal que se está utilizando en mi contra, Conspiración para cometer Reunión ilegal mientras está encapuchado.

Este crimen fue inventado por el gobierno de Harper en el 2013, siguiendo el proyecto de ley de un miembro privado de Blake Richards del partido Wild Rose. Este parece ser la primera vez que se usa esta ley. El cargo de Reunión ilegal mientras está encapuchados es una gran escalada en el arsenal legal contra las personas que participan en las manifestaciones, ya que simplemente no penaliza a una persona por sus actos, sino que apunta a todo un grupo de personas por todos los actos perpetrados por personas que son parte de ese grupo.

Habían leyes contra encapuchados existentes, que consistían en cometer una ofensa mientras estaban encapuchados, y esas también son una mierda (y solidaridad con las dos personas acusadas bajo esa ley durante una manifestación antifascista en la ciudad de Quebec el otoño pasado y con P. encarceladx con la intención en Toronto). Sin embargo, esta nueva ley va más allá y permite que el estado solicite hasta diez años de cárcel a cualquiera que vista una máscara o capucha en una manifestación que se considera «ilegal», un término que se refiere a un «temor razonable» de que una ofensa pueda ser cometida en la manifestación.

Este es el argumento esencialmente que se utilizó contra lxs acusadxs originales del J20, en los Estados Unidos este invierno, después de que más de 200 personas fueron acusadas luego de un arresto masivo en la asunción al poder de Trump. Fueron acusadxs de participar en una conspiración en virtud de usar una máscara y presentarse en el mismo lugar y tiempo. Sin embargo, fueron declarados no culpables de estos cargos y el estado luego los dejó en contra de otrxs 129 acusadxs, porque el juez dictaminó que estar presente y encapuchados en una protesta no lo hace responsable de los actos realizados por otras personas encapuchadas.

Reunión ilegal aunque encapuchado ya es un cargo muy amplio, pero agregar conspiración lo hace francamente vago y mucho más peligroso. Con este extraño cargo, el Estado argumenta que, de lo contrario, las acciones legales (planear una manifestación, algo en lo que he estado involucrado probablemente al menos 80 veces en Hamilton) pueden volverse ilegal retroactivamente en función de que la manifestación se considere ilegal más adelante.

No quiero quedar demasiado atrapado en la ley, no quiero pedirles algún tipo de explicación a esta última extra-limitación por parte de la policía y el fiscal de la corona. Por supuesto, estas instituciones usarán cualquier herramienta que tengan para atacar a lxs anarquistas y a cualquiera que amenace la capacidad de lxs poderosxs para controlar nuestras vidas. Sin embargo, creo que es importante mirar las herramientas específicas que están utilizando para hacerlo, para defendernos contra ellxs y para construir un análisis de ellxs que pueda ser útil para otrxs que podrían ser atacadxs de forma similar. Al identificar la rareza de estos cargos, no quiero crear una especie de separación entre lxs «buenxs» manifestantes que ni siquiera hicieron nada y lxs «malxs» que toman medidas ofensivas en la calle: estos cargos de conspiración representan un peligro específico. Una amenaza del Estado, pero me opondría a cualquier forma de represión sin importar el pretexto que use.

La represión contra lxs anarquistas en Hamilton no comenzó con el ataque a nuestra casa. Un mes antes, nos trataron con el repugnante espectáculo de coordinación entre lxs dueñxs de negocios, la policía y la extrema derecha en sus ataques contra lxs anarquistas y contra lxs que se resisten a la gentrificación en la ciudad. Después de algunas ventanas rotas, las empresas locales empezaron a proclamarse víctimas y pedir represalias; los mismos grupos ultraderechistas y fascistas que han estado organizando manifestaciones anti-inmigrantes en la ciudad, se movilizaron para apoyar a lxs empresarixs, que no la rechazaron; y frente a la presión de hacer algo, la policía barrió para presentar cargos extraños. Ha habido algunos buenos textos (texto 1 y texto 2) que circulan sobre esta coordinación entre los negocios, la moda y la policía para defender una cierta visión de la ciudad en la que la propiedad de lxs ricxs es lo más importante: aquí hay un buen tema de conversación en los meses y años venideros.

Terminé pasando unos 40 días en la cárcel de Barton porque me negaron la libertad bajo fianza. Mi experiencia en esto es extraordinaria solo porque luego fui liberado. Alrededor de 2/3 de las personas encerradas en Ontario esperan juicio (lo que lleva al menos un año), y esto incluye a casi todos en la cárcel de Barton, ya que las personas son transferidas a otras instalaciones luego de ser condenadxs. Lxs prisionerxs dentro de Barton siguieron la reciente investigación sobre las muchas muertes que allí sucede, reaccionando a historias sobre personas que conocían y compartiendo la tristeza de las familias testificando. Visto desde dentro de las paredes, las suposiciones y conclusiones de la investigación lo hacen irremediablemente defectuoso, ya que ignora una verdad fundamental: las personas que mueren en la cárcel mueren porque están en la cárcel.

La causa física de la muerte podría ser una sobredosis de drogas, pero no podemos centrarnos simplemente en la presencia de drogas e ignorar que tres personas están encerradas en jaulas construidas para uno, despojadas de su dignidad y de cualquier tipo de sensación de seguridad. ¿Cómo podemos separar las drogas de la desesperación y el trauma? Del hecho de que para asistir a la corte somos atacadxs sexualmente repetidamente por lxs guardias (los llaman registros desnudos). Y la respuesta que dan los guardias a estas muertes es exigir más poder sobre los cuerpos de lxs prisionerxs, por lo que ahora, además de dos registros y una palmada, también tenemos nuestras pelvis radiografiadas y están sujetas a una variedad de otros escáneres de cuerpos.

Estos actos son violentos y violan intensamente, lo que contribuye a la depresión y actúa como un desincentivo real para asistir a la corte y participar en su propia defensa sin hacer casi nada para evitar las muertes. El hecho de que estas formas de violencia sean tan banales entre lxs guardias no debería hacer que el resto de nosotrxs las aceptemos en nombre de la «justicia». ¿Cómo podemos separar el uso de drogas de toda la violencia en la cárcel de Barton que no da como resultado la muerte? Como si las cosas horribles que le sucede a las personas que no hacen que un corazón se detenga puedan ser ignoradas…

La prisión crea muchos más problemas de los que resuelve y estaríamos mejor sin ellas. Contra la prisión y el mundo que lo necesita y solidaridad con todxs lxs prisionerxs, especialmente los de Barton.

La justicia se mueve lentamente y probablemente pasará más de un año antes de que el Estado tenga que presentar sus argumentos. Mientras tanto, estoy bajo arresto domiciliario, desterrado de Hamilton y de «asistir o organizar cualquier protesta o manifestación». Pero nada se detiene y nada cambia, todas nuestras luchas y prioridades compartidas aún continúan. Estoy muy agradecido con todxs aquellxs que saben que frente a la represión, la seguridad no viene dando un paso atrás, sino intensificando: solidaridad, tener el apoyo de lxs demás, seguir organizando y argumentar sus ideas, manteniendo los proyectos en marcha, y encontrar formas de impulsar las cosas.

Quiero expresar mi solidaridad con todxs lxs acusadxs J20 restantes, acusadxs de sus acciones contra a la toma de posesión de Trump y la institución de la presidencia. El juicio de cuatro acusadxs está en curso ahora y dos juicios más están por comenzar en las próximas semanas. Ya sea que estén acusadxs de planificar la manifestación, participar en ella o de actos específicos en la calle, todxs merecen nuestro apoyo y solidaridad

Solidaridad también con todxs aquellxs en el territorio francés que defienden la ZAD de Notre-Dame-Des Landes como un espacio libre de autoridad y con lxs anarquistas arrestadxs en marzo en Limoges y Ambert. Un giño también para Krem y para lxs demás que en las cercanías de París que están por el mismo caso.

También se acerca el 11 de junio, día de solidaridad con lxs presxs anarquistas de larga condena. Visite june11.noblogs.org para obtener una lista de prisionerxs y para encontrar un evento cerca de ti.

Dado que no creo que las ideas o acciones necesiten un nombre reconocible para tener valor, no divulgaré otras declaraciones a menos que algo cambie, aunque las actualizaciones sobre este caso y otras en la región están disponibles en hamiltonanarchistsupport.noblogs.org

HASTA QUE TODXS SEAMOS LIBRES,

CEDAR


FUENTE: HAMILTON ANARCHIST SUPPORT

TRADUCCIÓN: INSTINTO SALVAJE

Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Anarquía.info

Anarquía.info