GRECIA :TEXTO DEL PRESO ANARQUISTA GIANNIS MICHAILIDIS SOBRE EL PRÓXIMO JUICIO DEL 31/5/21

16 meses después de nuestras detenciones el 29/01/2020, después de toda la propaganda mediática que siguió y de nuestro aislamiento en diferentes cárceles, nos juzgan el 31/5 en el Tribunal de Loukareos. Como anarquista me opongo a este procedimiento ya que me niego a ser juzgado por la casta elegida por la autoridad judicial. Pero nos enfrentamos a una acusación amplia que esta compuesta por un relato que distorsiona los hechos y tiene como objetivo principal la prolongación de nuestro encarcelamiento.

Brevemente, se nos acusa de «organización criminal», así como de posesión y transporte de armamento pesado (los compañeros también se enfrentan a este cargo, mientras que desde el primer momento declaré a los investigadores que las armas encontradas en bolsas cerradas en el asiento trasero donde estaba sentado, eran mías), falsificación, uso de documentos falsificados, fuerza contra funcionarios y jueces, y desobediencia. Además, también se me acusa del atraco al Banco del Pireo en Erimanthia, Acaya, del robo-secuestro de un policía en Tesalónica y de la fuga de la prisión rural de Tirintha.

Por mi parte, a pesar de mi conocida detestación por el lenguaje aburrido y tortuoso de la ley, tengo la obligación de luchar contra las acusaciones de lxs policías en el tribunal, de luchar contra los planes del Estado que pretenden la prolongación del cautiverio de los dos compañeros, así como la difamación de nuestras relaciones. Porque al atribuirnos roles jerárquicos específicos en una «organización criminal», la acusación no sólo es falsa sino que afrenta en su totalidad nuestras opciones, nuestras posiciones y, sobre todo, las relaciones de solidaridad e igualdad que intentamos promover. Una acusación que se basa en ninguna prueba, ya que el único hecho que nos relaciona a los tres es el de nuestra detención, ya que ni Konstantina ni Dimitra están relacionadas de ninguna manera con los robos y hurtos escritos en los documentos del caso. Por estas razones, la historia inventada de la policía no va a quedar sin respuesta.

Para terminar este texto de actualización, me gustaría expresar lo mucho que me llenan las acciones de solidaridad en torno a nuestro caso.

La solidaridad es nuestra arma

18/5/2021
Prisión de Malandrino
Giannis Michailidis


 

El 30/1/2020, los compañeros Dimitra Valavani, Konstantina Athanasopoulou y Giannis Michailidis fueron detenidos en un coche robado en Agia Paraskevi tras una operación antiterrorista.

Se encontraron armas en el interior del coche, que conducía Giannis Michailidis. Él y Konstantina Athanasopoulou estaban en busca y captura, el primero como prófugo de las cárceles rurales de Tirintha y por participación en Lucha Revolucionaria de E.A. , R.O. el segundo por robo de bancos.

Los tres compañeros serán juzgados el 31 de mayo en los tribunales de Atenas , calle Loukareos, sala D80ST, 2º piso.

A la causa se ha añadido el robo del Banco del Pireo en Acaya el 29/8/2019, así como la toma de un policía como rehén en Halkidiki el 30/12/2019.

Lxs tres están también acusadxs de formar una organización criminal.

TODOS DEBEMOS ESTAR AL LADO DE ELLXS
MANOS FUERA DE LXS COMBATIENTES
NO HAY REHENES EN MANOS DEL ESTADO

Enviar cartas a lxs compañerxs:

Dimitra Valavani (Δήμητρα Βαλαβάνη)
Dikastiki Fylaki Korydallou
Gynaikeies Fylakes, (women prison)
T.K. 18110
Korydallos
Atenas
Grecia.

Kostantina Athanasopoulou (Κωσταντινα Αθανασοπουλου)
Eleonas Women’s Prison
Thebes
T.K. 32200
Grecia

Giannis Michailidis (Γιαννης Μηχαιλιδης)
Malandrinou prisons (Κ.Κ. Μαλανδρίνου)
T.K. 33053
MALANDRINO
FOKIDAS
Grecia.


 

Una primera declaración de lxs compañerxs Valavani, Athanasopoulou y Michailidis 2/3/20

Difícil es el momento en que se pierde la libertad. Sobre todo cuando se ha ganado en condiciones adversas. La situación se agrava si consideramos que el golpe que recibimos a nivel material tiene implicaciones simbólicas aún más fuertes. A nuestra cinematográfica detención le siguió una propaganda mediática similar, nuestro recorrido gráfico con chalecos antibalas y la habitual gestión judicial para encontrarnos de nuevo con un conjunto de cargos exagerados, elementos que forman una extensión de las esposas y las armas de lxs asesinxs uniformadxs.

Una mirada a la situación social más amplia que nos rodea y que está cambiando a gran velocidad para que podamos salir un poco de nuestro propio microcosmos.

Desde la magnitud de la explotación de lxs trabajadores y la abolición de los derechos laborales hasta el estrangulamiento de lxs animales en las unidades de producción de carne. Desde la represión intensiva contra las protestas y la compra de equipos de última generación de los servicios antiterroristas de todo el mundo, hasta la deforestación y la desaparición de la fauna. Desde la exclusión financiera de un segmento social creciente hasta la marginación violenta de la mayor parte de la población de la Tierra. A los asesinatos de lxs pobres, de lxs excluidxs, de todxs lxs que sobran en el mundo de lxs poderosxs. De la provocadora élite económica y empresarial a los pueblos bombardeados, fusilados y desarraigados. Donde los intereses de lxs poderosxs significan la muerte, el peligro o una vida ahogada en la sumisión. La naturaleza, los animales y los humanos no significan más que unidades generadoras de beneficios y riqueza. Estas y muchas otras nos llevaron a elegir la lucha anarquista, una opción que desafía el orden social existente. Nuestro objetivo inicial es crear relaciones auténticas y sinceras, mientras que al mismo tiempo existe la necesidad duradera de nuestra participación en la lucha multiforme. Al fin y al cabo, la lucha anarquista no diferencia sus medios ni apoya una jerarquía de formas de lucha. Es imperativa y se ajusta según las condiciones de cada época, apostando por la colectivización y la difusión en el tejido social.

Durante todo el tiempo que transcurrió hasta nuestra detención -aunque no todxs estábamos en las mismas condiciones «legales»- nos dimos cuenta de que las fuerzas antiterroristas estaban estrechando el cerco sobre las personas cercanas a nosotrxs con los métodos de vigilancia conocidos y desconocidos, el secreto a voces que oficialmente el Estado griego niega que exista. Por mucho que griten sobre la legitimidad que supuestamente defienden, invaden todos los aspectos de la vida personal de nuestras familias y amigxs de la forma más escandalosa y depravada. Vigilancia telefónica, vigilancia física las 24 horas del día detrás de cada paso de nuestra gente, dispositivos de seguimiento, gente esperando en los coches fuera de las casas. Por mucho que intenten convencer de la supuesta legitimidad de sus métodos, el Servicio Antiterrorista utiliza prácticas ilegales.

La mañana del lunes 29 de enero salimos en busca del coche que nos habían robado dos días antes y con el que no había habido ningún contacto desde el momento del robo hasta el mencionado día maldito. Desde las tranquilas calles de Vyrona nos trasladamos a la montaña (Ymittos) donde era evidente que no nos seguían ni seguían a otro vehículo en la carretera y en los caminos de tierra, lo que indicaba que el seguimiento era probablemente electrónico. Cuando salimos de la montaña hacia Agia Paraskevi había un movimiento no natural a nuestro alrededor. Pronto nos dimos cuenta de que habíamos sido emboscadxs por unidades antiterroristas cuando nos vimos rodeadxs por todos lados por muchos coches y motos de forma coordinada. Nuestra conclusión es que la policía, sospechando que podíamos utilizar ese modelo de coche en particular, tan pronto como se les informó del robo de este tipo de coche se movilizó en un proceso de rastreo escaneando zonas específicas en las que por razones que desconocemos pensaban que podría estar aparcado.

¿Pero quiénes son lxs que, según sus declaraciones «considerando las condiciones», decidieron intervenir a mediodía en uno de los puntos más concurridos de Atenas? ¿Quiénes son lxs que sacaron las armas a mediodía en medio de una calle con peatones y coches? ¿Quiénes son al final, con la responsabilidad del Ministro de Seguridad Michalis Chrysochoidis y el comandante de la agencia «anti» terrorista Lefteris Hardalias, que se arriesgaron a montar y validar una operación en plena calle IGNORANDO LA SEGURIDAD DE LXS CIUDADANXS para detener a dos personas buscadas? ¿Así es como valoran la importancia de la vida humana y la seguridad de lxs ciudadanxs que pasan por allí? ¿Según la sed de resultados? Lxs niñxs, las escuelas, las personas en los balcones, lxs conductores al azar no tienen automáticamente ninguna importancia. Sólo trabajan para obtener resultados a toda costa. Nunca se preguntaron quién ponía realmente en peligro y aterrorizaba a la sociedad en su conjunto, ¿dos personas buscadas en un coche o la arriesgada intervención de policías armadxs y encapuchadxs en medio de la carretera?

Por supuesto, no es la primera vez que el oportunista ministro opta por arriesgar o incluso sacrificar la vida de lxs ciudadanxs. En su anterior administración, un trabajador albanés de 25 años, Nikola Todi, fue ejecutado en una operación policial por policías de Vyronas que lo consideraban uno de lxs fugitivxs perseguidxs. Chrysochoidis cubrió políticamente el asesinato, calificándolo de detención exitosa de 2 «peligrosxs delincuentes», mientras que todavía hoy todos los medios de comunicación se refieren a un cadáver encontrado en medio de un intercambio de disparos.

Lo que sigue a la detención de lxs anarquistas es más o menos conocimiento propio. Trato violento y depravado, aislamiento, etc. No pretendemos dar más detalles en la descripción de lo que siguió para no ayudar a difundir el mensaje de terror que emite el mecanismo represivo del Estado. Pero tenemos que hacer saber que durante la violenta toma de muestras de ADN de lxs dos compañerxs que claramente no aceptaron este proceso, un matón antiterrorista golpeó la cabeza de la compañera Valavani contra la pared a pesar de estar informado de su reciente operación en la cabeza. Luego, después de que obtuvieran su material genético tanto con el hisopo como por los escupitajos en la cara, le prohibieron contactar con el médico que la había operado y la llevaron a un hospital donde le hicieron exámenes irrelevantes para su caso. Actuaron tal y como estipula la ley, tal y como nos contó en persona el comandante de la lucha antiterrorista Lefteris Chardalias. Cabe recordar que su predecesor está ahora en busca y captura por contrabando de armas a través de este servicio, por lo demás respetuoso con la ley. Suponemos que los modernos Iaverides también lo están buscando con la misma intensidad como lo hicieron con nosotrxs, pero probablemente tenga capacidades fantasmales. También estamos segurxs de que gastarán tanto como con nuestra propia investigación en descubrir la red de contrabando de oro en la que están involucradxs sus oficiales de servicio como también por sus docenas de servicios «puramente legales» para prominentes hombres de negocios. Así que esta gente son nuestrxs perseguidores y esa es su calaña.

El papel destacado en la represión de las ideas y acciones peligrosas en nuestra maravillosa democracia mediática recae en el mecanismo ideológico de los medios de comunicación de masas del engaño. Que con sus famosos trucos juega el papel dominante en la alteración de la realidad. Ejemplo obvio, la casa oficial de nuestra compañera es bautizada como escondite por la junta del canal sin encontrar realmente nada ilegal en ella. Su enfoque no es en absoluto casual. Habiendo conseguido ya muchos años de prisión de dos de nosotrxs con fuertes penas, con el compañero Michailidis 6,5 años de prisión y la compañera Athanasopoulou ya 18 meses de cárcel, condenada a 35 años de prisión, intentan mejorar los cargos de la compañera Valavani para la que no tenían preparada ninguna pena fuerte, haciendo así evidente su voluntad de vengar su actitud, por la solidaridad que mostró.

Realmente quienes son todxs estxs excelentes dueñxs de todos estos grupos televisivos y editoriales que a través de sus empleadxs lanzan sin esfuerzo su veneno contra nosotrxs. La realidad de su calaña es demoledora. Contrabandistas, narcotraficantes y asesinxs.

Lxs representantes de los instrumentos de propaganda del régimen se atreven a llamarnos terroristas, una palabra que todos los regímenes utilizan calumniosamente en todo el mundo contra lxs rebeldes – insurrectxs desde la época de la Revolución Francesa.

Recordemos que la democracia burguesa utilizó el método del terrorismo contra sus rivales para establecer su autoridad. Nuestra actitud vital busca derrotar colectivamente el miedo que dispensa el mecanismo del Estado y derrocar este régimen oligárquico que se llama democracia. Luchamos cada día contra el terrorismo de Estado y capitalista. Al mismo tiempo, durante la gestión mediática de nuestro caso se utilizan claramente términos sexistas, tanto socavando la postura y la actitud de las mujeres como resaltando el modelo patriarcal de un líder masculino de una «organización criminal» que utilizó a las mujeres a su alrededor. Esto es más que ofensivo para nuestras relaciones y postura en general.

La operación represiva que se llevó a cabo contra nosotrxs no es una operación policial aislada, sino la persistencia del Estado en el intento de exterminar y aplastar toda forma de resistencia, todo corazón rebelde que late en libertad. Es un momento de absoluta determinación del Estado contra los okupas desalojados, lxs refugiadxs en los campos de concentración, las cabezas rotas en las protestas, la violencia sexista contra las mujeres en Exarchia, la reestructuración del arsenal jurídico del Estado.

Algunas conclusiones finales: Seguro que ha merecido la pena. Cada día libre expropiado de la esclavitud carcelaria no tiene precio.

La confrontación con un mecanismo cada vez más poderoso es cada vez más difícil de sostener. También es necesario protegerse en cuestiones que hasta hace poco no imaginábamos, mientras que es imprescindible no repetirse y ser perspicaz.

La suerte juega un papel decisivo, pero las probabilidades estaban en nuestra contra. En este último punto, conviene señalar que es mucho lo que está en juego. Toda operación represiva envía un mensaje de poder. Este mensaje pretende aterrorizar a las personas que se resisten activamente a la maquinaria del Estado. Esto tiene el efecto de reducir las acciones y lxs sujetxs que actúan, lo que da lugar a centrar los mecanismos en los pocos que quedan. Exactamente esto es aumentar asimétricamente sus posibilidades contra nosotrxs. Por eso es necesario vencer el miedo, volver a popularizar la acción directa. No abandonar la calle, no abandonar las hostilidades contra el Estado y el capital.

La solidaridad encuentra su sentido en el desarrollo de la acción subversiva multiforme.

Opongámonos a sus próximos juicios-parodias, a los cargos sobrecargados, a los escenarios-fiascos de lxs antiterroristas.

LUCHA SIN RETROCESO HASTA LA LIBERACIÓN TOTAL


 

PS: 31.01.2020: Según la información publicada en Atenas Indymedia y en la prensa corporativa griega, lxs compañerxs anarquistas Giannis Michailidis, Konstantina Athanasopoulou y otra mujer no identificada fueron capturadxs en un coche supuestamente robado en el barrio de Agia Paraskevi, en Atenas, el miércoles.

La policía antiterrorista afirma haber encontrado un fusil Kalashnikov, una metralleta, una pistola, matrículas robadas y otros objetos en el interior del vehículo. Lxs compañerxs han sido acusadxs hasta ahora de 4 delitos graves y 6 delitos menores, incluida la pertenencia a una organización organización criminal y posesión ilegal de armas. El compañero Giannis Michailidis se fugó de Tyrintha prisión abierta en junio de 2019. Fue detenido originalmente en febrero de 2013 por el doble robo a mano armada que tuvo lugar en Velvendós, junto con lxs anarquistas Nikos Romanós, Dimitris Politis y Andreas-Dimitris Bourzoukos.

También estaba cumpliendo una condena por un ataque contra la policía en Pefki en mayo de 2011 . Y la compañera Konstantina Athanasopoulou había estado prófuga tras quedar en libertad bajo fianza por actividades relacionadas con la organización Lucha Revolucionaria. Fue condenada en ausencia en 2019 a 35 años y 6 meses.

¡Solidaridad internacional anarquista con lxs compañerxs anarquistas detenidxs!


FUENTE: ACT FOR FREEDOM NOW!
TRADUCCIÓN: ANARQUÍA

Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Anarquía.info

Anarquía.info