GRECIA: TESTIMONIO POLÍTICO DE POLA ROUPA (24/05/2021)

Información para la Corte de Apelaciones del V juicio de la Lucha Revolucionaria

Testimonio político de Pola Roupa en el juicio por intento de fuga en helicóptero

El lunes 24/5/2021 (9:30am) en el tribunal especial de la prisión de Korydallos continúa la apelación del 5º juicio de Lucha Revolucionaria con el Testimonio Político de la compañera Roupa (2º-5º Tribunal de Apelación de Atenas). Pola Roupa está acusada de intentar apoderarse de una aeronave por la fuerza y de perturbar la seguridad aérea en virtud del artículo 187A, mientras que la tentativa de homicidio contra el piloto ya ha sido desechada en primera instancia. En virtud de lo dispuesto en el apartado 1 de la ley antiterrorista, también se le acusa de formar y dirigir una organización «terrorista». Llama la atención que se le acuse de esto, a pesar de que ha sido absuelta de este cargo -hay un precedente- en el tribunal de apelación del tercer juicio que terminó hace sólo 2 semanas. Así como Nikos Maziotis, que también ha sido absuelto en el tribunal de apelación del segundo juicio. La compañera Roupa también está siendo juzgada por intentar liberar a lxs presxs. Está acusada de conspiración para utilizar y poseer explosivos, armas y otro material de guerra para equipar a una organización «terrorista» y con el fin de cometer actos «terroristas». Estos cargos se abordan tanto en el marco de la ley actual, la 187A, como en el de la Ley 272 PC de la Junta, una reliquia del pasado promulgada en 1969 por la Junta que perseguía a los grupos de resistencia armada que utilizaban explosivos y artefactos para acciones contra el régimen.

En el mismo caso, Pola Roupa está acusada de incendio de vehículos de fuga -en conspiración y en coordinación- y de robo con otrxs en coordinación según los agravantes del 187A con el fin de financiar Lucha Revolucionaria y cometer actos «delictivos». También está siendo juzgada por falsificación ilegal y en serie de documentos públicos (tarjetas de identidad) en virtud de las disposiciones agravantes de la ley antiterrorista. Por último, también se le acusa de negarse a presentar un marcador «penal», cargo que se actualiza en este caso porque se le juzga en virtud de las disposiciones del artículo 187A.

Ahora, en el aspecto político, esta acción tiene muchos e importantes intereses en juego: En primer lugar, ya que el primer pico de la acción fue la respuesta a la represión y tenía como objetivo cancelar en la práctica la segunda operación represiva contra Lucha Revolucionaria que siguió con la detención del compañero Nikos Masiotis en 2014. Porque la represión de lxs revolucionarixs armadxs fue y es la cúspide de la represión estatal ya que ante todo hay que intimidar a todxs lxs que participan o pretenden participar en la lucha guerrillera urbana y así dar el «mensaje» de que no hay ninguna perspectiva positiva en la guerra contra el régimen. «Mensaje» que los guerrilleros y las guerrilleras como Pola Roupa nunca podrían aceptar, sino sólo impedirlo continuando la lucha.

Al mismo tiempo, dio un golpe al sentimiento de derrotismo de la sociedad y de los sectores en lucha que se había cultivado durante los últimos años de la crisis. Una acción que dijo claramente a nuestrxs opresores que la derrota y la resignación no tocan a lxs revolucionarixs y, más concretamente, a Lucha Revolucionaria. Una decisión y posición política que, junto con la asunción de la responsabilidad política de la defensa de la acción de L.R. y la continuación de la lucha dentro y fuera de las cárceles, que lxs compañeros Roupa y Maziotis han defendido con pasión todos estos años, no sólo les enfrentó al Estado y a otros mecanismos, como también es natural, sino que les enfrentó a espacios de lucha dentro y fuera de las cárceles. Espacios militantes que buscaban su exterminio político y, en algunos casos, físico. Y, por supuesto, el intento de estrangulamiento económico y el no apoyo durante su propio y largo encarcelamiento en las celdas de la «democracia». Las rivalidades políticas intra-movimiento se desarrollaron a menudo en otro ámbito, más allá del de la política. Y la digna opción política de lxs miembros de Lucha Revolucionaria, la de «no ser víctima de la represión estatal», fue otro campo de esta competencia política evolutiva, peculiar y en constante expansión.

En cuanto al intento de fuga en helicóptero en febrero de 2016, acción que Paula Rupa intentó para liberar a Nikos Masiotis y a otras personas de la cárcel, arriesgando su vida y su libertad, fue claramente una decisión política consciente que ella misma tomó. Fue una opción política que sigue coherentemente su postura y su historia hasta el día de hoy y, al mismo tiempo, es un movimiento político coherente de Lucha Revolucionaria, la organización armada anarquista de la que la compañera es miembro.

Pero la apuesta más importante en el caso es la Solidaridad. La solidaridad, la solidaridad práctica que, junto con la resistencia y la autoorganización, es uno de los preceptos más fundamentales del anarquismo. Al fin y al cabo, la Revolución Social en la que creemos es esencialmente el epítome de la Solidaridad Social.

Los testimonios de Athanasopoulo y Charalbidis seguirán, mientras que Nikos Maziotis, después de su testimonio político, fue trasladado de regreso a la prisión de Domokou.

SOLIDARIDAD Y FUERZA A LXS COMPAÑERXS DE LA LUCHA REVOLUCIONARIA

LOS ESTADOS Y LOS CAPITALISTAS SON TERRORISTAS Y LADRONES

Solidaridad con Lucha Revolucionaria
contact mail allilegioi-ea@riseup.net


FUENTE: MPALOTHIA
TRADUCCIÓN: ANARQUÍA

Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Anarquía.info

Anarquía.info