GRECIA: SEGUNDA CARTA DE ERROL DEL CENTRO DE DETENCIÓN DE MIGRANTES.

“¿Qué es la libertad? ¿Qué es la esclavitud? ¿La libertad del hombre se compone de su rebelión contra todas las leyes? Sí, si se trata de leyes penales y políticas impuestas por personas a hombres y mujeres mediante la ley de la fuerza, con violencia, o hipócritamente en nombre de una religión, o cualquier doctrina metafísica, o, finalmente, por la pseudo – democracia que se llama sufragio universal”.

Mikhail Bakunin

Ya han pasado casi dos semanas desde que el Estado me tomó como rehén tras la decisión del Departamento de Seguridad del Estado que pedía mi expulsión y la prohibición de volver a entrar en territorio griego. En este documento denominado «confidencial», esta decisión se justifica como necesaria por razones de «seguridad nacional y política», sin mayores detalles. Soy oficialmente un preso político.

Sin embargo, creo que todos los presos son políticos en la medida en que el ordenamiento jurídico de la realidad social existente se construye sobre poderosas instituciones cuyo único propósito es garantizar el poder y la soberanía del Estado y así justificar la represión y la explotación.

En mi caso, el Estado ni siquiera se avergonzó de privarme de mi libertad sin siquiera acusarme de un delito y sin presentarme ningún tipo de acusación penal. El único medio que utilizó fue una medida «excepcional», que últimamente se ha vuelto muy común y cotidiana siendo la firma de la tiranía.

También me gustaría compartir las condiciones de detención tanto para mí como para los otros presos:

  • Desde mi arresto hasta ahora he estado detenido en absoluto aislamiento (tengo prohibido comunicarme con otros presos) y soy el único que está solo en una celda.

  • Todos estamos encerrados las 24 horas del día en celdas sin tiempo afuera y sin acceso al patio. Pasamos días enteros sin ver el cielo.

  • En pleno invierno, estamos encerrados en celdas heladas con ventanas rotas y sin colchones.

  • Las conversaciones están prohibidas por razones de salud, una prohibición que personalmente creo que es brutal, por decir lo menos, ya que la gente está detenida aquí esperando su deportación. También nos negaron el acceso a teléfonos móviles para cortar aún más contactos con el mundo exterior.

  • La comida apesta y es barata. Ocurrió que nos dejaron sin comida durante 24 horas y luego nos dieron solo un croissant, mientras nos prohibían comprar cualquier cosa del exterior. Los presos aquí se mueren de hambre y piden comida.

Estas condiciones, que para otros presos se presentan como medidas de cuarentena provocadas por la pandemia, me parecen permanentes durante mi encarcelamiento. No me estoy quejando. Soy anarquista y hace mucho tiempo que me declaro enemigo del Estado y de la sociedad, tal como está organizada hoy. ¿Cómo no serlo cuando vives en un país administrado por un estado que, entre otras cosas, caza y encarcela en similares condiciones a personas que han venido aquí con la esperanza de una vida mejor o que han escapado de zonas de guerra? Un estado que se desquita con las personas que han venido aquí con el objetivo de apoyar económicamente a sus familiares o amigos mediante el envío de algún dinero a sus países de origen, habitualmente saqueado o bombardeado por los intereses de los países más ricos.

Anteayer, los internos que fueron trasladados estos días desde Petru Ralli me informaron que hace tres días, el 13/12 durante un motín, uno de los dos tramos del segundo piso de Petru Ralli fue destruido por las llamas y se encuentra inutilizable. Mis cumplidos.

Me quedo en mi posición para resistir cualquier intento de expulsión y seguir luchando aquí, con mis compañeras / compañeros anarquistas. Creo que el fuego de la revuelta, motivado por el deseo de libertad combinado con la revuelta individual, es necesario para golpear a este régimen autoritario.

La violencia se responde con violencia.

Errol

Amigdaleza

16/12/2020


FUENTE: INFERNO URBANO

TRADUCCIÓN: ANARQUÍA

Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Anarquía.info

Anarquía.info