GRECIA: REIVINDICACIÓN DE ATAQUE EXPLOSIVO CONTRA LOS TRIBUNALES DE EVELPIDON EN ATENAS

Cuantas y cuantas veces declaramos que «es suficiente», deque «ya no funciona». Cuántas y cuántas veces exprimimos el tiempo, las mañanas triviales, las tardes colapsadas, el vacío existencial de 24 horas y la escarcha que heredamos en los ojos y la conciencia. Cuántas veces y cuántas veces nuestros cuerpos, y sobre todo nuestras mentes, se han desvanecido en nuestra tradición, esencialmente incondicional, de automatizar la producción. Desde las cámaras en las escuelas, las facultades universitarias, los lugares de trabajo, hasta las grises jaulas privadas que llamamos hogar, y en las que alojamos cada vez que nuestro estridente lamento respecto de la inutilidad de nuestra existencia.

Todos los días, una resignación, todos los días, una muerte, cada sueño es un bálsamo para seguir respirando, cada insomnio es un recordatorio de que la insignificancia está ahí, y nosotrxs, desnudxs y débiles, nos mordemos los labios en los momentos de nuestros furtivos pensamientos.

Cuántas y cuántas veces finalmente tomamos la ira y la desesperación en las calles. Dimos nombres a nuestrxs enemigxs, nos vestimos con palabras atrevidas sobre nuestras acciones, tal vez lo más importante, creímos en nuestra imaginación colectiva. Incluso conquistamos el tiempo robado, fuimos ridiculizadxs por el capital, derramamos el valor.

Cada minuto de vida, cada rebelión y reunión con nuestra corporalidad perdida, cada pequeña o gran victoria, bálsamo para seguir respirando, pero finalmente, las manos que mueven los hilos de nuestros cuerpos todavía estaban allí, con diferentes nombres determinada por la coyuntura histórica, pero siempre es el mismo en cuanto en el fondo. Concedieron uno para conquistar diez.

Y en algún lugar allí, la jodida puerta retrocedió, y tú, con todos los poderosos anticuerpos y con la apatía para abrumarte, dijiste que morirías. Arriesgaste cada pasión, cada dignidad, compraste la esperanza de las mismas manos que te apretaban la garganta, y cuando viste que tenías un eslabón derrochador en la cadena de producción, en algún lugar lo dejaste todo. Te posaste en la pequeña tumba de tu casa.‘»Los buenos días son buenos», dijiste. Pero tales nunca fueron para nosotrxs. Lo que te perdiste: casi tres siglos de soberanía del capital, democracia burguesa y la milicia industrial, así como varios milenios de regímenes económico-políticos explotadores y jerárquicos, patriarcado y la caza de privilegios, con una variedad de títulos históricos.

En algún lugar donde la ecuación no salió, en alguna parte, la profundidad de su mente se perdió. ¿Querías tener los privilegios o estar con lxs privilegiadxs de este mundo? ¿Acabas de querer aumentar o mantener tus privilegios existentes? ¿Quisiste o quieres destruir ambos extremos para quemar en el fuego los criterios de estas diferenciaciones?

HICIMOS NUESTRA ELECCIÓN.

El mundo se está moviendo sucesivamente. Cada persona, cada molécula, cada forma de vida. Entonces nos movemos. Donde todo fluye suavemente en la oscuridad, tomamos nuestras almas herejes y condenados, y nos movemos para invertir el flujo del tiempo. Rompemos el silencio de la noche, llenamos de grietas el hormigon de vigilancia, orden y seguridad, por un momento de placer, por un momento de respiración frenética en la sepsis diaria. Hacemos lo que los padres de este mundo han prohibido. Somos sus hijxs «enfermxs», que disfrutan jugando en las calles oscuras de la metrópoli y están horrorizadxs por lo que ha sido prohibido por lxs policías de la moral y sus «derechos». Somos la semilla que vivirá en lo ilegal, sin leyes y sin límites, porque queremos, porque podemos, y simplemente lo hacemos.

Incierto en cómo fluirá nuestra existencia. Entidades Perdidas, para ser engañadxs por la intensidad del momento, como hemos declarado nuestra guerra asimétrica en el día de hoy. Hoy, con lxs grandes señorxs, lxs enanxs de escalada miserables, que simplemente preservan el mundo pálido y neutral, que sus antepasadxs prepararon diligentemente para ellxs. Un mundo de naciones, orgullo y fe, un mundo indistinguible de nuestro propio deseo y reclamo de espacio vital. Iluminaron su frágil escaparate, lo suficiente como para alimentar todas las aspiraciones y esperanzas de que en algún momento se podría tocar su brillante grandiosidad. Lo fortalecieron con leyes y reglas, cárceles y tribunales, supervisión y vigilancia, y trajes con uniformes que han grabado y brindado de seguridad.

Pero mientras respiremos, intentaremos todos los días poner en peligro esta seguridad. Somos las sombras de lxs que sufren, pero tenemos la «locura» para arrojarnos contra la estructura dominante. Incluso si nuestra derrota material -nuestra muerte o encarcelamiento- es un escenario realista y probable, no queremos dar ninguna parte de nuestras emociones puras y tiernas al mundo de la imposición y la opresión. Es por eso que estamos preparando nuestro odio y nuestras rarezas para consternar con latas de pólvora y un reloj que cuenta al revés que tu tiempo.

SÁBADO POR LA MAÑANA DEL 24 DE MARZO DE 2018.

Colocamos en una caseta de vigilancia en la parte posterior de las canchas del Evelpidon, un artefacto de relojeria adosada con casi medio kilo de pólvora negra.

Sabemos que nuestro mecanismo funcionó con éxito, porque, aunque ya estábamos lejos del punto, oímos el sonido de la explosión, precisamente en el momento en que pusimos el reloj para que sucediese. Pero no sabemos sus resultados materiales, ya que nuestra energía fue silenciada por el régimen.

Estamos enviando señales de fortaleza y solidaridad al prisionero de guerra Dino Yogtzoglou, quien recientemente llevó a cabo una huelga de hambre y sed, solicitando su traslado de la prisión de Larissa a la prisión de Korydallos, para poder tener contacto directo con sus compañerxs, familiares y amigxs, además para tener un acceso más fácil a la defensa de su abogado.

Nuestra solidaridad práctica y fortaleza también  a lxs compañerxs titulares Dalio, Romano, Politis, Charisis, G. Tsakalos, en la corte de apelaciones se presentó un cargo que destaca su originalidad, la introducción de la ley del terror por los cargos de » terrorismo individual ». Un resquicio legal, que básicamente establece la posibilidad de ser culpado de 187A y de aquellxs compañerxs que no pertenecen a las organizaciones guerrilleras, allanando el camino para más castigos, un exterminio económico y un encarcelamiento más duro.

Esta acción es también una respuesta material al régimen represivo del estado griego, que, en 2018, inicialmente procedió a la evacuación y demolición de la ocupación de Termit en Volos, luego a una coexistencia armoniosa -como estamos acostumbrados- con construcciones fascistas , y la sinergia del pozo negro patriótico, quemó por completo la ocupación de Libertatia en Tesalónica, y finalmente, dejó vacías 3 ocupaciones en Atenas, Matrozou 45, Gare y Zayim 11, las dos últimas fueron inmediatamente recuperadas.

Por último, debido a que la memoria insurreccional es otra arma en nuestro arsenal, no se olvida al guerrillero urbano y miembro de Lucha Revolucionaria, Lambros Fountas, quien, el 10 de marzo de 2010, quien cayó luchando contra la basura represiva durante una acción preparatoria. El 10 de marzo, nadie muere. Los rebeldes del 10 de marzo están dando a luz.

PARA NOSOTRXS, LAS CERTEZAS EXISTEN PARA SER SACUDIDAS.

Otra certeza que elegimos despertar esa noche. La certeza de otra noche tranquila, de un silencio, de un sueño ininterrumpido. Y si alguien se preguntaba qué era ese ruido, era el estallido de la gente que caminaba por los corredores y los juzgados de Evelpidos, esperando aceptar el hacha de la ley. Era el sudor, el momento en que pierdes los sentidos, habiendo estado atado durante horas por los informantes del estado. Fue el desmayo de la ansiedad sobre la acusación. Fueron los gritos de amigxs, compañerxs, familiares y parientes, cuando escucharon la condena. Era toda la culpabilidad de lxs jóvenes que se atrevieron a desafiar la ley y aceptaron la mirada crítica de toda una sociedad. Fueron las miradas sangrientas de las mujeres, anticipándose a su condena de su defensa contra los violadores. Fueron los moretones y los daños permanentes a los cuerpos de inmigrantes en las jaulas que fueron llevadxs desde los muelles, frente a lxs acusadxs e investigadores blancos y de buena reputación. Fueron todos estos fantasmas los que han apostado y seguirán acechando las tumbas metropolitanas.

Dolor, negaciones y afirmaciones que están armados, entran en contraataque, se vuelven obstinadxs,se convierten en frío cálculo de la probabilidad, se vuelven una organización informal y se propaga. Dejamos de engañar, matamos cada vacilación, y tenemos como única guía nuestro deseo de vivir esta guerra por la que tantxs han dicho tanto. Guerra anarquista contra los estados, la economía, las mercancías, las naciones, el patriarcado, toda dominación y explotación.

SOMOS FLORES, PERO TAMBIÉN PUÑALES BIEN AFILADOS.

SOMOS PÁGINAS DE LIBROS, PERO TAMBIÉN PÓLVORA.

ESTAMOS EN SILENCIO, PERO GRITANDO.

Nuestra rabia está organizada.
Todo está sucediendo…

Círculo de Guerrilla Urbana Asimétrica

Federación Anarquista Informal / Frente Revolucionario Internacional (FAI-FRI)


FUENTE: ATHENS INDYMEDIA

TRADUCCIÓN: INSTINTO SALVAJE

 

 

 

Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Anarquía.info

Anarquía.info