GRECIA: APOYO ECONÓMICO AL FONDO DE SOLIDARIDAD PARA LOS COMBATIENTES PRESOS Y PERSEGUIDOS (GRECIA, DICIEMBRE DE 2020)

Compañeros en Grecia y en el extranjero, en marzo de 2020 el Fondo de Solidaridad para los combatientes encarcelados y perseguidos lanzó un llamamiento internacional para el apoyo financiero del propio Fondo. Durante un período de restricciones generalizadas, limpieza de espacios y prohibición general de las actividades públicas, el Fondo de Solidaridad fue objetivamente incapaz de llevar a cabo sus iniciativas ya planificadas. Conciertos, festivales, reseñas anuales de publicaciones e iniciativas similares que son la principal fuente de recursos en apoyo de los compañeros que habían sido cancelados o perseguidos. Una vez más nos encontramos ante la posibilidad de tener que reducir aún más el apoyo económico mensual a los 25 compañeros presos apoyados por el Fondo de Solidaridad, como ya sucedió en el pasado. El dinero que recaudamos fue apenas suficiente para cubrir los gastos durante un mes. Es más, logramos evitar la peor de las posibilidades, aquella en la que hubiéramos tenido que cortar por completo el apoyo económico a los presos debido a nuestros recursos extremadamente limitados.

Sin embargo, ante este peligro inminente, y tras nuestro mensaje a los compañeros de lucha, hemos recibido una contundente respuesta que demuestra una vez más, en la práctica, que la solidaridad es nuestra arma. Decenas de personas y colectivos de Grecia y Europa se pusieron en contacto con el Fondo de Solidaridad para brindar apoyo material, moral y político a los presos. Esta respuesta le dio a la Cassa la posibilidad de asegurar los gastos necesarios para los compañeros encarcelados durante todo el verano de 2020. Sin el aporte de estos individuos y colectivos, en este período de dificultades económicas generales, nuestras actividades se hubieran interrumpido por mucho tiempo. En cualquier caso, dejando de lado las cuestiones económicas, el apoyo continuo al Fondo de Solidaridad y a los presos constituye una respuesta importante y optimista frente al ataque generalizado de las fuerzas del Estado y del capital contra los oprimidos, los trabajadores, los migrantes, los presos, a personas que participan en luchas sociales.

Durante la temporada de verano – y tras el levantamiento de las medidas generalizadas de encierro – el Fondo de Solidaridad organizó una serie de ferias editoriales, mientras que otras estructuras sociales, particulares y colectivos organizaron diversos eventos cuyos ingresos fueron donados a la Cassa. De esta forma, el Fondo de Solidaridad logró encontrar los recursos para apoyar a los presos hasta fin de año. Sin embargo, la situación a la que nos enfrentamos hoy parece volver a ser tan desfavorable como lo fue en la primavera. Las nuevas medidas restrictivas y de confinamiento impuestas recientemente han vuelto a poner al Fondo de Solidaridad en un punto muerto y, en consecuencia, le han impedido desarrollar su actividad pública y acoger las iniciativas previstas.

Por esta razón, es probable que volver a encontrar recursos para continuar apoyando a los presos sea extremadamente difícil. Ante esta perspectiva, el Fondo de Solidaridad ha decidido lanzar una nueva convocatoria de apoyo, una invitación directa a quienes ya se han movido en esta dirección y a todos los que han estado a su lado durante la última década. Creemos que el aporte recibido en los meses anteriores, que acabamos de mencionar, también consistió (además del apoyo económico, que es determinante en cuanto a existencia y funcionamiento) en la realización de nuestro objetivo constante: poder establecer de manera más fuerte el contacto con grandes porciones del movimiento anarquista y radical, del cual somos una pequeña parte. Con este segundo llamamiento público expresamos nuestro deseo de que este contacto se convierta en una relación más estable y significativa. Creemos que esta necesidad no solo concierne a los problemas económicos que enfrentamos. La cuestión de la supervivencia y continuidad del Fondo de Solidaridad, una estructura política solidaria concreta, será otro pequeño pero importante mensaje de resistencia y unidad contra las violentas fuerzas del poder y la barbarie capitalista que pretende mostrar despiadadamente que nos aplasta. Hasta la demolición completa de cada prisión, nos encontraremos material, moral y políticamente junto a los combatientes encarcelados.

Para el apoyo económico de la Cassa, así como para los pedidos de la nueva agenda para 2021, que acaba de publicarse, contactar al siguiente e-mail: tameio@espiv.net

Apoyamos a los revolucionarios encarcelados material, moral y políticamente.

Fondo de solidaridad para combatientes presos y perseguidos

https://www.tameio.org/


FUENTE: MALACODA

TRADUCCIÓN: ANARQUÍA

Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Anarquía.info

Anarquía.info