ESPAÑA: ALGUNAS PALABRAS SOBRE LA EXPULSIÓN DE LOS ANARQUISTAS MÓNICA CABALLERO Y FRANCISCO SOLAR

Como todo el mundo pudo conocer por la prensa burguesa, el 30 de enero la judicatura española aprobó la expulsión de nuestros compañeros Mónica y Francisco. Esa expulsión aun no se ha llevado a cabo pero es inmediata y previsiblemente en breve sucederá, aunque no hay confirmada aun fecha.

Ya desde el día de su detención, el 13 de noviembre de 2013 se les abrió un expediente de expulsión para que, pasara lo que pasara con su proceso judicial en la audiencia nacional (pues como todo el mundo sabe fueron detenidos bajo la ley anti-terrorista), fueran deportados o bien al ser absueltos o bien tras la condena.

Entre el 7 y 9 de marzo de 2016 se celebró su juicio y fueron condenados a 12 años de prisión por daños terroristas, aunque absueltos de pertenencia a organización terrorista. Posteriormente el tribunal supremo rebajó esta sentencia a 4 años y medio de prisión. Según la propia legislación española para ciudadanos de origen extranjero con residencia irregular en España se puede cambiar una condena de más de un año y menos de seis por la expulsión. Al tener una condena de 4 años y medio (de los que han cumplido ya más de tres, la mayoría en prisión preventiva) se procede a la petición de expulsión por parte de la fiscalía, que ya había abierto el expediente en su día y no quiere más esta patata caliente que ha resultado ser este caso, y a petición de los propios compañeros, dado que al ser expulsados a Chile quedan en libertad pues no tienen allí nada pendiente. El mencionado 30 de enero de este año en curso se aprueba su expulsión.

Hasta la fecha no habíamos comunicado nada al respecto, habiéndose adelantado los carroñeros de la prensa, por lo tremendamente caótico y chapucero del procedimiento de expulsión. Lo que en un principio iba a ser inmediato pasaba a ser en un periodo de entre 2 y 6 meses para luego volver a ser inmediato para volverse a retrasar porque la prisión de Villabona perdió el pasaporte de Francisco y el consulado de Chile tenía que emitirle uno especial para poder ser expulsados.

En una carrera entre instituciones penitenciarias, el ministerio del interior, la policía nacional y la embajada de Chile por ver quién era más incompetente, por fin los compas son traslados a prisiones de Madrid, Francisco en Valdemoro y Mónica en Soto del Real, para ser expulsados, teóricamente en breve, al estar los trámites ya solucionados y quedar en manos de la Policía española que los embarcará en un avión rumbo a Santiago de Chile cuando su maldita burocracia esté terminada. Una vez allí serán entregados a las autoridades chilenas quien, tras hacer su papeleo correspondiente, les pondrá en libertad (es de prever que en menos de 24 horas) al no tener allí ningún asunto pendiente con la justicia del país andino (hay que recordar que ambos, junto con varias compas más fueron absueltos del llamado caso bombas).

Por lo tanto, la expulsión aun no se ha llevado a efecto pero ocurrirá en breve. Un fuerte abrazo anárquico a todas aquellas personas que han mostrado su solidaridad y su atención hacia todo este proceso. Habrá más informaciones en cuanto sean expulsados. Hasta que caiga la última reja, solidaridad con todas las rebeldes y anarquistas encausadas y encarceladas en todo el mundo. Un fuerte abrazo también a todos los luchadores contra el Estado y el capitalismo. Que viva la anarquía.

Anarquistas de la Península Ibérica, marzo 2017.

Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Anarquía.info

Anarquía.info