EN UN DÍA COMO HOY… TERESA CLARAMUNT PRESENTE!

2013062715201845373

«Dejaos, amigas mías, de esos embustes que os enseñan las religiones todas. Desterrad lejos, muy lejos, esas preocupaciones que os tienen, como a los esclavos del siglo XIII, con un dogal que no os deja moveros para que no penetréis en la senda de la razón. Mi voz no llega a todas vosotras, compañeras queridas; pero seáis las que seáis las que leáis estos renglones que dicta un corazón que siente y un cerebro que piensa, no olvidéis que la mujer se ha de preocupar por su suerte, ha de leer los libros que enseñan, como son las obras ácratas, ha de asociarse con sus hermanas y formar cátedras populares donde aprender a discutir o para ir aprendiendo lo que nos conviene saber»
“A la mujer” , Fraternidad, Nº 4, Gijón.

Teresa Claramunt.

En un día como hoy… 12 de abril de 1931 fallece la compañera Teresa Claramunt conocida como “la virgen roja barcelonesa” o para lxs franceses “la Louise Michel espagnole”.

Nació en Sabadell en 1862, hija de Ramón Claramunt, quien llegó a ser alcalde de Barbastro y coronel de las milicias republicanas durante la I República española, y Joaquina Creus, su madre. Esta familia estaba constituida también por 4 hermanxs más María, José, Ángel y Purificación.

Teresa Claramunt contrajo matrimonio civil con Antonio Gurri, que ya era viudo de veintisiete años, compañero de las luchas obreras. Fruto de este matrimonio nació su hija, llamada Proletaria Libre, lamentablemente la pequeña no vivió mucho. Federica Montseny describía la vida de la compañera de la siguiente manera : “Teresa pasó la mitad de su vida en la cárcel y la otra mitad por caminos y carreteras sembrando a manos llenas la idea entre los humildes, los iletrados, los más pobres y desvalidos. Teresa tuvo aún tiempo, en medio de esta vida de lucha y sacrificio increíble, de parir a cinco hijos, de los cuales no le vivió ninguno, y varios de ellos fueron nacidos en la cárcel”.

Influenciada por las ideas anarquistas destacó pronto como militante y con 21 años,  encabezó una huelga general en demanda de la jornada laboral de 10 horas, la llamada “huelga de las siete semanas”, en 1883, donde se demandaba lo siguiente: “Compañeros es muy justo que nosotros disfrutemos también como el industrial disfruta de los adelantos en la industria por medio de la ciencia, y es justo que sea el descanso para nuestra instrucción el premio a que aspiramos; así que de nuevo os invitamos a que meditéis que sólo nosotros sabemos las grandes fatigas que pasamos y la necesidad que tenemos de que se nos mire como hombres y no como máquinas”. Esta huelga movilizó a once mil trabajadores, pero fue sofocada por la violenta represión del Somatén, que hizo volver a los trabajadores a las fábricas. Consecuencia de esta huelga fue un empeoramiento de las condiciones de vida, así como la prohibición del asociacionismo obrero un endurecimiento de las posturas de la patronal.

En octubre de 1884 fue una de las fundadoras de la Sección Varia de Trabajadores Anarco-colectivistas de Sabadell, con Ángeles López de Ayala y Amàlia Domingo impulsó en 1892 la primera sociedad feminista española, la Sociedad Autónoma de Mujeres de Barcelona. En el año 1888, Teresa junto con su compañero Antonio Gurri emigraron a Portugal, debido a que no encontraban trabajo y a la violencia que existía en Sabadell por parte de los empresarios, apoyados por el Somatén. Permaneció en Portugal dos años y se sabe que colaboró con los grupos anarquistas del país.

En el año 1891, se produce el attentat del Centro del Liceo de Barcelona, que era un símbolo de la cultura burguesa barcelonesa. Dicha attentat fue realizado por el compañero Santiago Salvador en venganza por la ejecución del anarquista Paulino Pallás (Leer artículo caso “LA BOMBA DEL LICEO”).  Teresa fue inmediatamente detenida por esta acción, pero no tardó en ser liberada porque no tenía nada que ver con el attentat.

bombacorpusEn 1896 es nuevamente detenida, por el Proceso de Montjuic, un nuevo attentat contra la procesión de Corpus el 7 de junio. Donde la represión cae sobre lxs compañerxs de Cataluña, siendo detenidas 400 personas entre ellas José López Montenegro y Juan Montseny Carret, los propagandistas Anselmo Lorenzo, Fernando Tarrida del Mármol, Sebastià Sunyé, Joan Baptista Esteve, Josep Llunas i Pujals y Pere Coromines. Donde finalmente son ejecutadxs lxs compañerxs Ascheri, Nogués, Molas, Mas y Joan Alsina el 3 de mayo de 1897; fueron condenados a 20 años de prisión Francesc Callis, Antoni Ceperuelo, Rafael Cusidó, Jacint Melich, Baldomero Oller, Josep Pons, Joan Torrents, Josep Vila, Jaume Vilella y Sebastià Sunyé; fueron condenados a 18 años de prisión Joan Casanovas, Epifani Caus y Joan Baptista Oller; a 10 años y un día Antoni Costa, Francesc Lis, Josep Mesa Mateu Ripoll, Joan Sala, Llorenç Serra y Cristòfol Soler; lxs 63 absueltxs fueron desterradxs. Dejando a la compañera Teresa Claramunt con secuelas por el resto de su vida producto de las torturas relatado de la siguiente manera por Soledad Gustavo amiga de la compañera: “lo que Teresa sufrió en aquel, un cautiverio imposible de… azuzada y perseguida por las monjas que interiormente se cuidaban de aquel establecimiento, pasó muchas desazones y gracias a su energía pudo salir  lo mejor posible de sus manos… dentro de la fortaleza y encerrada en un calabozo lleno de miserias, oyendo los lamentos de los que en otros calabozos estaban sometidos a torturas y con la horrible pesadilla de lo que sería para ella el mañana”.

Entre 1888 y 1889, unida a su compañero, llevó a cabo numerosas actividades en Portugal. Todo lo hizo anónimamente, ya que estaba huyendo. A pesar de ello se sabe que colaboró con grupos anarquistas locales. En 1901, ya de vuelta nuevamene en la región española, fundó la revista El Productor (1901).

En 1902 toma parte de los mítines en solidaridad con los Huelguistas del Metal y con lxs de la Huelga General de febrero.  Se mantiene su visión crítica  respecto al «rol» de la mujer en la sociedad “subalterna del hombre, carne para su placer, descanso para su trabajo y obediencia para su tiranía”, frases que golpearía también a muchos compañeros que minimizaban la lucha contra el patriarcado.

Colaboró en La Tramuntana, en La Revista Blanca y dirigió el diario El Rebelde durante 1907-1908. Fue nuevamente detenida después de los sucesos de la Semana Trágica de Barcelona en agosto de 1909 y confinada en Zaragoza, donde en 1911 impulsó la adhesión de los sindicatos locales a la CNT y también la huelga general de 1911, lo que le supuso un nuevo encarcelamiento.

Ya muy enferma, la policía registró su piso tras el atentado contra el cardenal Juan Soldevila y Romero en Zaragoza, obra de Los Solidarios, el 4 de junio de 1923, buscando pruebas que la comprometiesen. En 1924 regresó a Barcelona, pero la parálisis progresiva la alejó de las actividades públicas.

La madrugada del 11 de abril de 1931, fallece la compañera Teresa Claramunt, debido a la parálisis que había comenzado a padecer durante su última detención, siendo enterrada el 14 de abril.

Por Luis Armando Guerra

Instinto Salvaje

 

Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Anarquía.info

Anarquía.info