EE.UU.: SOBRE LA ESCLAVITUD, NAT TURNER, JOHN BROWN Y DRONES: UNA DECLARACIÓN PARA EL 11 DE JUNIO, POR SEAN SWAIN.

Por el preso anarquista Sean Swain.

En años anteriores, aproveché la ocasión del 11 de junio para lanzar lo que yo pensaba que eran ideas bastante importantes. En 2015, por ejemplo, describí cómo blastblog.noblogs.org había publicado las direcciones de los funcionarios de la prisión de Ohio, incluidos los que habían orquestado el régimen de tortura que sufrí en Mansfield. En esa declaración, oponiéndome a la tortura, sugerí que adoptemos colectivamente una política de autodefensa contra lxs terroristas estatales, que cuando nos torturan, quememos sus automóviles y casas; que cuando detengan la tortura, dejemos de quemar.

La ODRC afirmó que lo que dije constituía una amenaza para cada empleadx de la ODRC y sus familias. Como lo que escribí fue una declaración que se opone a la tortura, para mí, parece una especie de admisión que cada empleadx de la ODRC fue amenazadx. Esto significa que incluso la ODRC reconoce que todxs sus empleadxs participan en torturas.

En cualquier caso, como el destino lo demostraría, en 2017 cuando emprendí una huelga de hambre de 50 días, esas direcciones sus hogares todavía estaban publicadas. Tengo la buena noticia de que lxs funcionarixs de prisiones recibieron amenazas de muerte en sus hogares, a todas horas del día y de la noche, llamados por «códigos de área exóticos». También escuché el rumor de que, en una de esas residencias de terroristas estatales, una propiedad de valor significativo de alguna manera terminó siendo incendiado. No sé de quién es ese hogar, y no sé si la propiedad recibio un ataque significativamente valiosa, si fue una casa o un automóvil o incluso una barbacoa, pero sé esto: después de que esa propiedad se incendiara, lxs terroristas estatales comenzaron a negociar un termino de mi hambruna y recupero todas mis comunicaciones.

Como nota al margen, también he escuchado un rumor, sin contar cuán cierto es esto, que se encontraron pruebas de sangre en la residencia del terrorista estatal donde se incendió la propiedad; el estado lo probó y descubrió que el ADN era mío. No estoy seguro de cómo algo así podría suceder, ya que claramente tengo una coartada. Creo que se necesitaría un plan bastante elaborado y complicado para que alguien haya podido sacar mi sangre de una prisión de máxima seguridad para colocarla en la escena del crimen.

Pero ese es el rumor.

Todos los años, los terroristas estatales toman represalias contra mí por el contenido de mis declaraciones del 11 de junio, generalmente a través de su proceso disciplinario de canguro. He llegado a pensar en mis declaraciones del 11 de junio como una especie de «sistema de entrega de ataque al corazón», una forma de comunicación armada diseñada para causar angustia cardíaca a lxs terroristas estatales que reflexionan sobre la catástrofe y el desastre que enfrentan si lo que digo lxs inspira.

Por favor deja que esto te inspire.

Este año, virtualmente no hay nada que lxs terroristas del estado puedan hacerme. Ya han suspendido todas mis comunicaciones y, esencialmente, me expulsaron de todas las prisiones de mayor seguridad que esta.

Tengo que preguntarme qué se incendiará a continuación … y dónde las autoridades encontrarán mi sangre impregnada.

Con mi correo monitoreado por las autoridades federales, esta declaración aún llegó a su destino. Creo que todxs podemos estar de acuerdo en que realmente no nos sentimos segurxs con estxs genixs que protegen al público, ¿verdad? Sé que no.

Entonces, de todos modos, al tema de la declaración de este año…

Al reflexionar sobre lo que podría hacer por la causa de la libertad, la verdadera libertad, lo que realmente representa la anarquía, a menudo me pregunto: «¿Qué haría Nat Turner? ¿Qué haría John Brown?» Estas son las preguntas que nos vienen a la mente porque todxs enfrentamos un sistema de esclavitud.

Mi esclavizamiento es tal vez un poco más obvia que la tuya, pero la tuya es tan real como la mía. Quizás mi experiencia sea más análoga a la lucha de lxs esclavxs del campo durante los días de la plantación y tal vez su experiencia sea más similar a la de lxs sirvientes de la casa. Tienes un poco más de comodidades que yo, una pila de juguetes más grande, pero pregúntate: ¿qué pasaría si no sonrieras ante los chistes obsoletos de tu jefe? ¿Qué pasaría si le dijeras a ese policía lo que realmente pensaste de él y su autoridad? No te preocupes por los comportamientos manifiestos, como agitar los puños, consideremos las cosas tan inofensivas como las expresiones faciales. Vivimos en una sociedad tan libre de libertad que un jefe puede despedirte o un policía puede matarte, no por un comportamiento violento o gestos agresivos, sino por la expresión de tu rostro.

Policías en Nevada tenían a un hombre intoxicado llorando y arrastrándose por la alfombra en el pasillo de un hotel durante veinte minutos, tocando una versión demente de «Simón dice», antes de golpearlo lo llenaron de balas y matándolo… por ajustar sus pantalones que caían . ¿La diferencia entre ese chico y tú? No estabas en el pasillo de ese hotel. Eso es todo.

Entonces, si realmente piensas que eres libre, no estás prestando atención.

Y cualquiera que no sea libre es un esclavo.

Yo soy un esclavo. Y tu también. Nuestrx enemigx es quien nos esclaviza.

Entonces, veo a Nat Turner y John Brown como modelos a seguir. Ambos buscaron instigar rebeliones de esclavos. Y solo para demostrarles que no tengo ilusiones sobre lo que esas dos figuras realmente representan… Después de que Nat Turner mató a su dueño amo con un hacha, y después mató a la esposa del amo y sus hijos mayores, Nat Turner abandonó esa plantación y permitió que el hijo pequeño del amo viviera. Pero, más tarde, envió a dos rebeldes a matar al niño, ya que se dio cuenta de que, mientras ese niño quedara vivo, ese niño sería su dueño. Ese bebé heredaría a Nat Turner como una propiedad.

Para ser libre, Nat Turner tuvo que matar a ese bebé. A raíz de la rebelión de esclavxs, ese niño fue encontrado sin cabeza en la chimenea. Su cráneo había sido repetidamente estrellado contra los ladrillos.

Entonces, para ser clarxs, soy plenamente consciente de la violencia sin paliativos desencadenada por Nat Turner en esa famosa rebelión de esclavxs, y todavía considero a Nat Turner como un modelo a seguir. Si me esclavizas y tienes un hijo pequeño que me heredará, y si tienes una chimenea de ladrillo de buen gusto, entonces probablemente querrás asegurarte de que mis compañerxs esclavxs y que nunca encontremos una manera de tener en nuestras manos algunas hachas.

Realmente no te gustará el resultado.

En el caso de John Brown, tenía la intención de atacar el arsenal federal en Harper’s Ferry y distribuir armas de fuego y municiones a lxs esclavxs, armándolxs con pleno conocimiento de que esxs esclavxs matarían por completo a la aristocracia de las plantaciones del sur. En lugar de fomentar una rebelión con hachas, dejando que lxs esclavxs rebeldes lanzaran cerebros infantiles contra las chimeneas de piedra, John Brown buscó el como proporcionar armas que hicieran que el baño de sangre fuera más eficiente y mucho más rápido.

Podrías superar a lxs esclavxs rebeldes con hachas.

No superarás las balas.

En cualquier caso, cuando digo que soy un gran admirador de Nat Turner y John Brown, para ser claros, no estoy hablando de los retratos pulidos que el gobierno puede colocar en estampillas conmemorativas. No, me refiero a lxs enemigxs del estado que lucharon por la destrucción total de la clase esclavista como medio para obtener la liberación, a lxs rebeldes que fueron colgadxs con sogas al cuello por el mismo gobierno que ahora emite sellos conmemorativos.

La mayoría de mis modelos a seguir han sido ejecutadxs.

Imagínate.

Entonces, como dije, a menudo me pregunto: ¿Qué haría Nat Turner? ¿Qué haría John Brown? A menudo, encuentro que mi mente deriva hacia avances tecnológicos como los drones. Me parece que si John Brown estuviera vivo hoy, probablemente estaría acumulando una flota de drones, para entregar armas y cortadores de pernos en las cárceles. Si Nat Turner estuviera vivo hoy, estaría conspirando con la resistencia clandestina para organizar la entrega de armas y municiones, machetes y hachuelas.

Considere esto: el sistema más grande que nos reduce a todxs a la esclavitud depende de algunos componentes esenciales para mantener el control. Uno de esos componentes centrales es el complejo de justicia penal, los tribunales y las prisiones, la capacidad del estado para castigar. Esta capacidad de castigar no solo neutraliza a lxs que se rebelan, como Marius Mason o Jeremy Hammond, Cleveland 4 y OTAN 5, sino que la amenaza que representa este complejo mantiene al resto de nosotrxs en nuestros asientos asignados, obedeciendo, cumpliendo, siguiendo órdenes, manteniendo el programa.

Si esa capacidad para castigar se suspendiera repentinamente o se viera obstaculizada en gran medida, no solo se lanzarían salvajes enojadxs al mundo, sino que se crearía un verdadero lío de cosas, pero se tendría una población envalentonada, cada vez más, salvaje. Entonces, la destrucción del complejo penitenciario es también la destrucción del desorden jerárquico, el desenmarañamiento del sistema existente, el colapso de la esclavocracia global.

Las entregas de armas de fuego y municiones al complejo penitenciario serían una gran contribución a ese colapso.

Considere, por ejemplo, en las cárceles de Ohio, en el interior de las vallas de la prisión, que hay dos armas de fuego operables. Una pistola permanece en una caja de seguridad en la oficina del alcaide mientras que la otra permanece en una caja fuerte en la oficina del jefe de seguridad, el comandante. Nadie más dentro del perímetro está armado con nada más que gas pimienta o palos de béisbol, que pueden ser fácilmente apropiadxs por lxs rebeldes con rifles. En tal escenario, lxs agentes de control intentarían volver a tomar la prisión, pero las mismas condiciones que evitan que lxs prisionerxs salgan también evitarían que esxs agentes entren fácilmente. No existe un plan de contingencia para intentar volver a tomar la prisión. Un complejo penitenciario de rebeldes armadxs con rifles de asalto y tal vez cientos de fuerzas gubernamentales capturadxs.

Ninguna.

Entonces, imagine cómo el gobierno podría responder a dos, tres o una docena de rebeliones de esclavxs ocurriendo al mismo tiempo, involucrando a rebeldes armadxs reteniendo a la prisión como rehén… y tomando de ese modo al gobierno como rehén… y manteniendo como rehén al modelo jerárquico. Una docena de rebeliones de Attica o Lucasville… donde lxs prisionerxs están encerradxs y armadxs.

No solo estamos hablando de espectáculo, aunque sin duda sería un espectáculo, estamos hablando de un quiebre crítico, un evento tan catastrófico y tan devastador para la realidad y el mito de la jerarquía que las generaciones comprenderían la existencia de “un antes” y “un después” de un mundo de estas rebeliones. Sería el Titanic, el Hindenburg, el 911 y Columbine, todo envuelto en un solo evento.

Entonces, dado a este gran potencial, tenemos que preguntar: ¿Por qué no ha sucedido esto todavía? Por lo que puedo decir, hay dos razones. Primero, el costo de los drones y las armas. Segundo, las penalidades por ser atrapadx. Me gustaría abordar estos problemas en ese orden.

El costo de un dron que puede llevar una carga decente podría ser de unos pocos dólares. Recuerdo que hace unos años, el dron de más alta gama era de $ 2,500. Sin duda, los drones han avanzado y los costos han aumentado.

Pero, señalaría que después del pago inicial en la compra de un dron, este es un proyecto que puede pagarse por sí mismo. Con un dron, puede generar una gran cantidad de ingresos. Aquí en Warren Correctional, por ejemplo, cinco funda de tabaco pueden obtenerle aproximadamente $ 4,000, y si el prisionero del lado receptor está dispuesto a resolver los problemas de dividir esa cantidad en bultos en paquetes para venderlos a los consumidores, podría obtener usted hasta $ 10,000.

Estamos hablando de tabaco aquí, no de cocaína o metanfetamina. Una entrega por mes de cinco libras de tabaco generaría un mínimo de $ 48,000 por año, solo de esta prisión.

Pero considere: hay otras cárceles con bloques de celdas donde las entregas de tabaco con drones se pueden hacer efectivamente. Por lo tanto, con un dron, alguien podría concebiblemente generar más de medio millón de dólares por año en entregas de tabaco con drones a las cárceles de Ohio con bloques de celdas. Eso no incluye las entregas de teléfonos celulares, que pueden llegar a costar hasta $ 500 por pieza, o marihuana, o drogas duras, o artículos especiales como botellas de vodka o cigarros o revistas Penthouse; escaleras de cuerda, explosivos o cortadores de pernos.

Medio millón de dólares al año de doce entregas en Ohio por mes. Eso podría financiar una gran cantidad de actividad radical. Estamos hablando de convertirnos en lxs «anarquistas profesionales» que Donald Trump predijo justo después de su toma de posesión.

Ahora, si alguien se siente mal por haber entregado cáncer de pulmón caro a lxs presxs, debe saber que cinco libras de tabaco ingresarán a esta prisión y lxs guardias se embolsarán las ganancias a menos que lse les corten y monopolicen las entregas de tabaco. Alguien entregará cáncer de pulmón caro a lxs presxs. La pregunta es qué bolsillos se llenarán. ¿Serán lxs oportunistas quienes odien a lxs prisionerxs, o serán lxs rebeldes quienes usen ese dinero para liberar a lxs prisionerxs?

Creo que eso probablemente cubre el aspecto económico. En cuanto a las penas por ser atrapado, cuando pasas del tabaco a tirar bolsas llenas de rifles AR-15, estás enfrentando algunas penas realmente serias. Si te atrapan, lxs terroristas estatales te enterrarán.

Sugeriría que no te atraparan.

Hay personas que ya han sido atrapadas haciendo entregas de drones en las cárceles. Probablemente puedan ver los errores que cometieron para evitar repetirlos. Cosas que sugeriría para evitar ser atrapado:

No tenga drones registrados a su nombre. Compre un dron usado antes de que el registro sea obligatorio, o envíe a alguien para comprar el dron por tí y luego infórmelo como robado.

No entregue durante el día. Como todas las entregas que se realizan de noche durante una visibilidad limitada, necesitarás más planificación y coordinación anticipada.

No entregues a los dormitorios. En las cárceles con dormitorios, tienen cientos de testigos. Prefiera entregar a los bloques de celdas para que puedas entregarlos a una ventana de celda específica donde un máximo de dos ocupantes sabe lo que sucedió.

No coloques la carga al dron mismo. Usted querrá unos cientos de pies de línea de pesca de alta resistencia para colocar la carga al dron, o un cable de metal pintado con spray de color negro. De esta forma, el dron puede permanecer a una altitud mucho mayor donde no se pueda ver ni escuchar mientras la carga útil llega a la ventana de la celda adecuada.

Vuela el dron a la altitud máxima hasta que esté directamente sobre el punto de entrega. Una vez que realice la primera entrega y establezcas la posición del dron, puedes programar para que el dron se detenga en ese punto exacto cada vez.

Coordine las entregas por adelantado. Eso significa que el prisionero que recibe la entrega debe tener un teléfono celular u otro método de comunicación para que los teléfonos y correos electrónicos monitoreados no se utilicen. Las entregas coordinadas garantizan que el dron estará presente en la prisión por el menor tiempo posible. Dentro y fuera. Zoom, zoom. Entonces, ido.

Si lxs anarquistas y lxs abolicionistas de las prisiones de todo el país comienzan las entregas de drones en las cárceles estatales, los colectivos de los cincuenta estados podrían generar millones de dólares que brinden a lxs anarquistas el lujo de hacer de la rebelión sus empleos de tiempo completo. También proporcionaría fondos masivos para lxs representantes para llevar a los espectáculos de armas para la compra de arsenales de armas y municiones. Entonces, cada vez que comiencen disturbios o rebeliones en las prisiones, o dondequiera que lxs prisionerxs rebeldes planeen comenzar, un envío de armas por drones podría estar en camino.

Los avances en la tecnología de los drones ya han evolucionado, de modo que los drones ahora pueden transportar una carga útil de cientos de libras, lo que hace posible transportar a un ser humano en los drones. Podría ser que, para esta fecha del próximo año, escribiré sobre cómo lxs rebeldes pueden usar los drones de alta gama disponibles comercialmente para llevar a cabo extracciones selectivas de las cárceles. Y, tal vez, para entonces, lxs abolicionistas de prisión ya habrán generado millones de dólares y ya tendrán la experiencia de entrega de drones para comenzar esas extracciones.

¿Qué pensarían Nat Turner y John Brown sobre nuestra era actual y las posibilidades de los levantamientos de esclavxs?

Tiempos interesantes

FUENTE: JUNE 11TH

TRADUCCIÓN: INSTINTO SALVAJE

Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Anarquía.info

Anarquía.info