EE.UU.: JEREMY EN RÉGIMEN DE AISLAMIENTO Y ENFRENTA POSIBLE TRANSFERENCIA: LO QUE SABEMOS


Después de una semana de ansiosa espera y preocupación, ahora tenemos y podemos compartir detalles sobre la situación actual de Jeremy. Él se encuentra actualmente en régimen de aislamiento y corre el riesgo de ser trasladado a una prisión de mayor seguridad debido a un incidente ocurrido la semana pasada.

ACTUALIZACIÓN, 28 DE NOVIEMBRE DE 2018: traté de realizar un rápido chequeo sobre el bienestar en Jeremy llamando hoy a la prisión y hablando con su administrador de casos. Quería saber si todavía estaba en aislamiento, si su audiencia disciplinaria ya había tenido lugar, y, de ser así, cuáles habían sido los resultados. Como era de esperar, no me revelaron ninguna información, ni siquiera sobre su ubicación dentro de la prisión, diciendo: «Esto no es información pública». Una vez más, quiero reiterar que este fue un resultado esperado de esta llamada telefónica y no es causa de alarma El propósito más importante de esta llamada telefónica, aparte de obtener información sobre el bienestar de Jeremy, era hacerles saber a lxs funcionarixs de la prisión que Jeremy tiene gente en el exterior que está al tanto de su situación, y la están supervisando lo más de cerca posible. Por ahora, por favor sigan escribiéndole. Es lo mejor que podemos hacer en este momento.

El incidente ocurrió el lunes 19 de noviembre o el martes 20 de noviembre. Jeremy estaba saliendo de su unidad y empujó o golpeó una puerta. La puerta por la que estaba saliendo no tenía una ventana o ninguna forma de ver al otro lado. Había un oficial al otro lado de la puerta y, cuando se abrió la puerta, supuestamente golpeó al oficial. En respuesta a ser golpeado con la puerta, el oficial agarró a Jeremy, lo arrojó contra la pared y lo llevó a la SHU (unidad de segregación), sin poner a Jeremy en las esposas o pidiendo respaldo, como es el protocolo de la prisión. Una vez en SHU, fue acusado de «agredir a un miembro del personal» por el acto original de golpear al oficial con la puerta. Afortunadamente, Jeremy no resultó herido cuando fue arrojado contra la pared, pero ha estado en solitario durante la semana pasada mientras esperaba su audiencia disciplinaria. La audiencia debería ser en algún momento de esta semana.

Esta situación es extremadamente grave por varias razones. La primera es que cuando fue llevado a SHU, Jeremy fue puesto en un verdadero confinamiento solitario. La mayoría de las veces, cuando Jeremy es colocado en SHU, su colocación es de dos presos a una celda. Si bien el tiempo en SHU nunca es agradable, el relator especial de la ONU sobre la tortura Juan E. Méndez ha denunciado que el verdadero confinamiento solitario es un «trato cruel, inhumano o degradante» que puede causar «dolor o sufrimiento mental grave». Un informe de Observadores de Derechos Humanos lo ha descrito como «emocionalmente, físicamente y psicológicamente destructivo». El Relator Especial de la ONU sobre la tortura también recomendó enérgicamente una prohibición total de la reclusión en régimen de aislamiento por más de 15 días. Por lo que sabemos, Jeremy ha estado en aislamiento durante siete días.

La segunda razón por la que la situación es tan seria es que si esta infracción se confirma durante su audiencia disciplinaria, Jeremy posiblemente enfrenta un traslado a una prisión de mayor seguridad. Agredir a un miembro del personal es un cargo muy grave, y colocaría a Jeremy en un «nivel de delincuente» más alto. Esto es extremadamente preocupante, ya que significa que sería trasladado a una prisión de seguridad media, donde disfrutaría de menos libertades y, aún más descorazonador, no podría terminar sus clases universitarias u obtener el título que ha trabajado tan duro para completar. Una transferencia con un registro de «agresión a un miembro del personal» en su prisión anterior también haría de Jeremy un objetivo para el personal de la prisión en cualquier prisión nueva a la que fuese enviado. Jeremy también está muy cerca de la familia en su prisión actual y puede disfrutar de las frecuentes visitas de amigxs. Ser alejado de eso sería un golpe devastador tanto para Jeremy como para las personas cercanas a él.

Sin embargo, hay esperanza. Si se confirma la infracción disciplinaria durante su audiencia, Jeremy puede solicitar permanecer en la FCI Milán bajo algo llamado «variable de gestión». Esto significaría que tiene los «puntos» que normalmente lo ubicarían en una prisión de seguridad media, pero que, sin embargo, estaría en una prisión de baja seguridad. Esto, irónicamente, sería posible debido a las clases universitarias en las que ha trabajado tanto y que ahora está en peligro de ser transferido. No sabremos si esta es una opción disponible hasta que sepamos los resultados de su audiencia disciplinaria.

Estos son todos los detalles que conocemos en el momento de esta publicación. Se están haciendo llamadas al administrador de casos de Jeremy y posiblemente al director para ver qué se puede hacer, si es que se puede hacer algo, para ayudar a la situación. Por favor, en este momento, estamos pidiendo que no llamen a la prisión. La situación es extremadamente delicada. ¡Sin embargo, puedes escribir a Jeremy y animamos a todos a hacer eso! Su dirección es:

Jeremy Hammond, #18729-424

FCI Milan

P.O.Box 1000

Milan, MI 48160

Gracias de nuevo por todo su apoyo. Actualizaré este post con nuevos detalles a medida que vayan surgiendo.

Amor y rabia,

Grace North.


FUENTE: IT’S GOING DOWN

TRADUCCIÓN: INSTINTO SALVAJE


Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Anarquía.info

Anarquía.info