EE.UU.: ACUSADO DE GREEN SCARE ARRESTADO EN CUBA DESPUÉS DE 12 AÑOS


NOTA DE INSTINTO SALVAJE: El siguiente artículo es para entender de alguna manera el escenario que se enfrenta Joseph Dibee, luego de su arresto el 10 de agosto, 2018. Fue escrito por el equipo jurídico que ha tomado anteriormente los casos contra las distintas individualidades acusadas de pertenecer al Frente de Liberación de la Tierra y al Frente de Liberación Animal.


PARA SU LIBERACIÓN INMEDIATA
10 de agosto del 2018
Por Lauren Regan, directora y abogada principal, Centro de Defensa de las Libertades Civiles.

El 10 de agosto de 2018, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos anunció que había «arrestado» al acusado del denominado Green Scare, Joseph Dibee, después de haberlo inculpado 12 años atrás. Dibee fue supuestamente arrestado en Cuba. En 2006, un gran jurado federal en Oregón acusó formalmente a Dibee y 12 co-conspiradores por actos de sabotaje económico por parte del Frente de Liberación de la Tierra y el Frente de Liberación Animal. Los grupos causaron más de $ 45 millones de dólares en daños a los mataderos de caballos y las instalaciones federales de captura de caballos, empresas madereras de viejo crecimiento y un complejo de esquí que invade el hábitat de Lynx canadiense, por nombrar algunas de las operaciones dirigidas entre 1995 y 2001. Uno de los co-conspiradores, Jacob Ferguson, de Eugene, Oregon, se ofreció voluntariamente para convertirse en un informante del FBI y aceptó usar un micrófono y viajar por todo el país intentando atrapar a sus compañeros por conspiración. Sin la cooperación de Ferguson con el Estado, era poco probable que el FBI hubiera resuelto alguno de estos casos.

A medida que los casos avanzaban a lo largo de los años, los co-demandados se dividieron en dos grupos: aquellos que optaron por NO COOPERAR con el estado y recibieron aproximadamente 18 meses adicionales de prisión, incluidos Jonathan Paul, Daniel McGowan, Joyanna Zacher, Nathan Block (y desde el caso original, otros acusados de Green Scare que decidieron no cooperar son Marius Mason, Rebecca Rubin y Justin Solondz). Y los que se CONVIRTIERON EN INFORMANTES para el Estado incluyeron a Jacob Ferguson, Kevin Tubbs, Stanislas Meyerhoff, Chelsea Gerlach, Darren Thurston, Kendall Tankersley (Harvey), Lacey Philabaum, Suzanne Savoie, Jennifer Kolar, Briana Waters (en su segundo juicio después de ser delatados por Philabaum y Kolar en el primer juicio), y Frank Ambrose. Solo Marius Mason permanece encarcelado hasta el reciente arresto de Dibee.

Hubo dos personas que fueron acusadas en el 2006 pero no fueron encontradas en los EE.UU. para ser procesadas, Joseph Dibee y otra persona. Ahora, 12 años después, y bajo el régimen autoritario de Trump, el Sr. Dibee enfrenta distintos procesamientos en el Distrito de Oregon, en el Distrito Oeste de Washington y en el Distrito Este de California. Actualmente está acusado en el Distrito de Oregón de un cargo de conspiración para cometer incendios intencionales, conspiración para destruir instalaciones de energía y un cargo de incendio intencional para la destrucción del matadero Cavel West Horse. También se enfrenta a un cargo por conspiración para cometer un incendio intencional, posesión de un arma de fuego no registrada y posesión de un dispositivo destructivo en cumplimiento de un delito de violencia en el Distrito Oeste de Washington y un cargo de conspiración para cometer un incendio provocado, un incendio construcción del gobierno y posesión de un dispositivo destructivo para fomentar un crimen de violencia en el Distrito Este de California por una acción en la instalación federal de captura de caballos salvajes de Susanville (donde los caballos salvajes son enviados a los mataderos).

«Como de costumbre, el Estado usa la retórica del terrorismo para intentar sesgar el proceso judicial contra individuos acusados de crímenes de daños a la propiedad que no fueron intencionados y que no causaron daño a ningún ser humano o animal. El hecho de que el gobierno intente provocar el odio y la ignorancia sobre el hecho de que este ex activista estadounidense de los derechos de los animales es de oriente medio es espantoso y racista «. Lauren Regan, directora y abogada del Centro de Defensa de las Libertades Civiles y una de las primeras abogados de defensa criminal para activistas previamente procesados como parte de Green Scare. De hecho, los grupos ELF y ALF según su sitio web declara que son «una campaña no violenta con activistas que toman todas las precauciones para no dañar a ningún animal (humano o de otro tipo)». Su intención es causar daño económico a quienes se benefician de la miseria y la explotación de los animales, así como la destrucción del medio ambiente de acuerdo con su sitio web.


FUENTE: CIVIL LIBERTIES DEFENSE CENTER

TRADUCCIÓN: INSTINTO SALVAJE

 

 

Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Anarquía.info

Anarquía.info