CON SANGRE EN LOS OJOS Y EL PUÑAL EN EL CUELLO DE LA BESTIA.

El silencio es la base de la autoridad. Toda sociedad autoritaria se fundamenta en el silencio. Ayudar a mantenerlo te convierte en cómplice. Hoy más que nunca se hace necesario romper el silencio y renunciar a la indiferencia y la pasividad. Se impone tomar el puñal y colocarlo en el cuello de la bestia autoritaria, que mantiene secuestrados en su vientre a compañeros y compañeras que siguen gritando por la anarquía con sangre en ojos.

Lejos de la academia y de los grandes escritos teóricos, este escrito tiene por objetivo aportar un diminuto granito de arena en la ofensiva anárquica, desde la perspectiva del anarquismo negro y su lucha contra todo lo existente. Con anarquismo negro, me refiero a un anarquismo de praxis, alejado de los especímenes que en este último tiempo se han ido manifestando en la región chilena, imponiendo ese “rojoscuro” que cada día tiene más cabida en los espacios de la lucha “antiautoritaria”.

En todas las regiones del mundo se está desarrollando la lucha anárquica, con su ritmo y radicalidad, dependiendo del lugar, pero con el objetivo claro: la destrucción de toda forma de dominación y autoridad. Como consecuencia, el Estado utiliza todas las herramientas a su alcance con el fin de exterminar el germen anárquico, asesinando compañeros y compañeras o encerrándoles con largas sentencias en prisión, siendo este último destino el final preferido de nuestros enemigos, porque tienen la idea de que así “nos hacen pagar”, a través de torturas físicas o sicológicas, no sólo a nosotrxs sino a nuestras familias y afinidades, buscando de esta forma extirpar cualquier anhelo de liberación total, imponiéndonos su realidad donde no cabe la posibilidad de una existencia sin autoridad (sin importar que tendencia política tenga esta).

Sin embargo, esta realidad no nos intimida para continuar avanzando en la ofensiva, ni nos impide seguir desarrollando la lucha anárquica en todas las regiones del mundo. Compañeras y compañeros se arrojan a la batalla sin temor, y enfrentan a los Estados sean de la tendencia que sean.

Pero al parecer, a veces se nos olvidada, con el latir de nuestros corazones acelerados (ardiendo al calor de la ofensiva), verificar a quién denominamos compañerx, y cerciorarnos si sus objetivos también son los nuestros. Muchas veces, sólo nos basta que se arrojen contra el capital, para considerarlxs “compañerxs” ¿pero sólo buscamos la destrucción de un modelo socio-político-económico o como anarquistas aspiramos a mucho más?

Lxs anarquistas no luchamos sólo contra el capital, luchamos contra el Estado. Contra todo tipo de Estado, contra todo poder, contra toda autoridad. Para nosotrxs no hay diferencia, ni distinciones político-ideológicas. Sin embargo, a veces nos olvidamos que muchxs de lxs que ahora llamamos “compañerxs”, en realidad son autoritarixs que fueron derrotados en su intento de imponer su dictadura y no consiguieron llegar al poder, pero, ciertamente esas son sus intenciones.

Herederos de la unidad popular, de las organizaciones autoritarias (marxistas-leninistas-maoístas-guevaristas) de la resistencia durante la dictadura cívico-militar, de los grupos paramilitares autoritarios post-dictadura, continuadores de las esperanzas dictatoriales de sus comandantes muertos o que actualmente se encuentran en prisión, en el último tiempo se vienen disfrazando de “compañerxs” y son aceptadxs como afines a la praxis anarquista, en nombre de la lucha subversiva, libertaria, antiautoritaria y revolucionaria.

Desde el primer momento, con un lenguaje afilado, este proyecto dejó claro que no publicaría comunicados, información o cualquier tipo de noticias relacionadas con militantes autoritarixs, lo que provocó fuertes críticas y la condena de algunos grupos de contra-información. Pasados los años, no hay arrepentimientos. Hoy más que nunca se reafirma esa decisión y se consolida el posicionamiento anárquico, apostándole al anarquismo negro y a la nada creadora, a esa lucha sin tregua por la que tantos compañeros y compañeras han dado su vida y otrxs se encuentran en prisión con largas condenas, donde son torturados cotidianamente. Sin olvidar que en Grecia se ha llegado incluso a secuestrar a hijos de compañerxs y a encarcelar a sus familiares, al igual que en Turquía e Irán, ya ni mencionar todo lo que esta ocurriendo en Italia, donde se persigue cualquier gesto solidario con los compañeros y compañeras encarceladas a consecuencias de las distintas operaciones represivas.

No es victimismo, al contrario, todxs nuestrxs afines se reivindican culpables. Lo hacemos para poner sobre la mesa algunas de las tantas consecuencias que asumimos al tomar gustosos el camino de la lucha por la anarquía. Basta mencionar la situación del compañero Eric King y su dura lucha dentro de la prisión y su posición irreductible, por la Libertad y la Anarquía, aquí y ahora.

Con estas palabras, no solo quiero reafirmar el posicionamiento teórico y práctico de este proyecto, sino aclarar que tipo de información se publica en este sitio y por qué nos negamos decididamente a publicar todo lo que no corresponda con nuestros principios. Nuestro objetivo es generar un punto de quiebre en los círculos anarquistas que siguen fomentando ese movimiento ficticio (que nos menciona Bonnano) en la región chilena y le apuestan a la unificación de prácticas y discursos totalmente antagónicos y contradictorios. Es importante dejar en claro que un posicionamiento subversivo o autónomo, no significa haber dejado de lado la idea de la toma del poder y la imposición de una sociedad autoritaria.

La conmemoración de la muerte en combate de militantes de organizaciones marxistas-leninistas o el asesinato en prisión del eco-fascista Kevin Garrido y las historias de la cárcel del excomandante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, no tienen lugar en este sitio. No podemos hablar de “compañerxs” en estos casos siendo que apuestan por la imposición de una sociedad autoritaria, y la construcción de una “memoria revolucionaria” apegada a su propuesta de lucha.

Entendiendo la anarquía como la lucha constante por la liberación total, es que hago este escrito. Ese es el posicionamiento de este proyecto, reafirmando el compromiso con la ofensiva insurreccional anárquica, la afinidad y la informalidad, lejos del rojoscuro que oportunamente se nos muestra como “compañero”.

Por la anarquía.

En memoria de todas y todos los caídos que se han arrojado a la lucha por la liberación total: Sebastían Oversluij Seguel, Mauricio Morales Duarte, Willem Van Spronsen, Mikhail Zhlobitsky, y a todas/todos nuestros presos que se mantienen irreductibles, apostándole a la anarquía a pesar de estar detrás de las rejas: Gabriel Pombo da Silva, Eric King, Dinos Giagtzoglou, Michael Kimble, Alfredo Cospito, Anna Beniamino.

Vorágine de Anarquía.info

Anarquía.info

Anarquía.info