FUENTE: ALMA APÁTRIDA


El pasado jueves 16 de enero, unos 60 solidarios con la revuelta del pueblo chileno nos concentramos frente al Consulado de Chile en Consell de Cent nº 357-359. En las inmediaciones del sitio se encontraba una dotación de la BRIMO dispuesta a proteger la legación del Estado fascista chileno, al ser ellos también el aparato armado de otro semi-estado fascista como es la Generalitat de Quim Torra. En la concentración se desplegaron varias pancartas, así como se vio alguna bandera de Chile y de la CNT. También se repartieron dos octavillas: una de un grupo llamado 27 millones – para que la Humanidad viva el 1% debe morir que apuesta por la auto-organización en las empresas y los barrios y carga contra Piñera y la izquierda reformista de la “Unidad Social” que le hace el juego al Presidente Piñera con la llamada a una Constituyente (recordar que ya el anarquista italiano Errico Malatesta señalaba que esto era una estrategia de la burguesía para canalizar la revolución social por los derroteros de la reforma del sistema).

En la otra se denunciaba el mantenimiento del modelo neoliberal pinochetista en Chile como generador de desigualdades sociales, se hacia un balance de la represión y se llamaba a derrumbar los presidios. Creo recordar que fue el comunicado que se leyó varias veces por el megáfono. Si bien, en un primer momento, se pusieron las pancartas al otro lado de la acera, enseguida se invadió el carril, bloqueando el tráfico, e incomodando a un Mosso que vino a incordiar pasando lxs compañerxs de él. La gente llevaba también algunos carteles donde aparecían los nombres de manifestantes asesinados por el régimen criminal de Piñera. Al cabo de un rato de gritar frente al Consulado, la concentración se convirtió en manifestación hacia Plaza Cataluña bajando por Paseo de Gracia, dejando el recuerdo de alguna pintada solidaria, en la pared de enfrente, con la revuelta chilena y contra la amenaza de desalojo del CSO May Day sito en el barrio del Raval.

Mientras se bajaba por el paseo, con dos pancartas encabezando y cerrando la manifestación, se iban gritando consignas que aumentaron al pasar frente al Consulado Turco en solidaridad con la lucha del pueblo kurdo y contra el asesino Erdogan (en la fachada aún se pueden ver las marcas del impacto de globos de pintura que algunxs solidarixs debieron lanzar). Al llegar a Plaza Cataluña se estuvo gritando un rato y apareció alguna pintada en el suelo con la consigna “Mientras exista miseria habrá rebelión” del revolucionario lautarista chileno Marcelo Villarroel. Al cabo de un rato, se decidió bajar por la Rambla y una compañera repartió fotografías ampliadas de las protestas en Chile que se mostraban al igual que los carteles que he mencionado. Llegados a cierto punto un compañero agarró el megáfono para agradecer la solidaridad de los presentes y animar a la lucha.

Se cruzó por una de las calles aledañas (donde se sumó alguna persona) y se acabó en Plaza Sant Jaume donde se dispusieron las pancartas en distintas direcciones para que fueran vistas por los transeúntes, se estuvo gritando consignas y se terminó con la lectura del comunicado, tras el cual se dio por terminada la manifestación. Es fundamental que todos los anarquistas y anticapitalistas de estos lares sigamos solidarizando con una lucha que empezó por el alza del pasaje pero cuyas reivindicaciones han ido en aumento y están poniendo contra las cuerdas al régimen neopinochetista y neoliberal de Piñera y, en general, del Estado Chileno con la anuencia de la izquierda reformista cómplice (Frente Amplio, Partido Comunista, los burócratas sindicales de la CUT etc.)

¡Viva la lucha insurrecta del pueblo chileno!
¡Todas las balas se van a devolver!

Alma apátrida

Cerrar menú