Buenos Aires, Argentina. Junio 2020

“…El anarquismo es ilegal o no es anarquismo. Esa es su esencia y su sentido. Su naturaleza. Por lo mismo, a veces nos parece algo tan obvio que olvidamos insistir puntillosamente en el carácter antiautoritario del anarquismo y, por lo tanto, consecuentemente antisistémico ¡Rabiosamente antisistémico! Estamos contra toda Autoridad. Esa es nuestra máxima… Que estamos contra el sistema de dominación, que luchamos contra el ordenamiento social en su conjunto, estamos objetando su orden y las leyes que le socorren. Todas las leyes se han hecho y se harán para darle soporte jurídico a la opresión y a la dominación…”.

Gustavo Rodríguez

Este es un llamamiento a nuestrxs amigxs, a nuestrxs compañerxs, afines y no tanto. Una afectuosa invitación a practicar la hermosa desobediencia y recuperar nuestras vidas. Un llamado al conflicto contra todo lo existente aquí y ahora, asumiendo las consecuencias de una vida en guerra.

Para nadie que habite el territorio dominado por el Estado argentino, o casi cualquier parte del mundo, es nuevo que existe un estado de alerta frente a la coyuntura actual. La aparición y expansión del covid-19 se transformó rápidamente en una problemática global, y si bien no queremos cuestionar su existencia o veracidad, queremos poner en evidencia como el “brote epidemiológico” desenmascara lo nocivo de la sociedad de clases y el capitalismo neoliberal que sostienen los Estados y principales grupos económicos.

Este virus resultó ser la excusa perfecta para el perfeccionamiento y la implementación de nuevos mecanismos de control, mucho mas eficaces y efectivos. Es decir, una oportunidad para el fortalecimiento de los Estados y sus aparatos coercitivos. Así como, también, para poner a prueba nuevas formas de productividad y socialización, en donde lxs más perjudicadxs y quienes sufrirán las repercusiones de esta crisis permanente serán lxs mismxs de siempre, lxs oprimidxs, proletarixs, marginadxs y las capas mas desprovistas de nuestra sociedad.

Nada sorprendentes han sido las medidas tomadas por el Estado argentino, desde el aislamiento social obligatorio, hasta caritativos “planes” y subsidios, cuyo fin no es mas que aplacar a la población y evitar cualquier posible ruptura de la normalidad, mediatizando la imagen mas paternal y carismática del actual jefe de gobierno Alberto Fernández. Estas políticas de la miseria son propias de la social-democracia y los denominados “Estados benefactores”, las cuales han sabido explotar muy bien “el” o “los peronismos” y sus representantes con el fin de conservar las apariencias y sostener éste espectáculo. Respondiendo unicamente a la lógica del: “pan para hoy, hambre para mañana”, dejando bajo el tapete la precarización laboral, las olas de despidos aleatorios, y acumulación de deudas de alquiler y ligadas al área de servicios básicos, entre otras consecuencias de esta crisis del capitalismo mundial disfrazada de epidemia.

Ademas, la muerte de varixs prisionerxs que, frente a la amenaza de la pandemia, se movilizaban y amotinan en distintas cárceles del país luchando en contra las miserables condiciones de higiene, hacinamiento y encierro. Y también, el secuestro y asesinato de distintas personas con participación política y/o social activa.

Nuestro llamado es a la solidaridad activa, al apoyo mutuo entre oprimidxs y a abandonar el aspiracionismo y el servilismo promovido por el poder y sus falsos críticos. A no acatar ni obedecer ninguna orden de encierro y aislamiento social, y mucho menos la de reproducir el rol de policía para con quienes tienen la necesidad o la osadía de salir a la calle y al encuentro con sus pares. Repudiamos las vanguardias intelectuales y la demagogia de caudillos en nuestros entornos, así como toda autoridad.

Llamamos a nuestrxs compañerxs y afines a dar paso a la ofensiva, a armarnos y abrazar la acción revolucionaria, por cualquier medio, en contra el poder en todas sus formas, aquí y ahora.

-Nuestro principal enemigo es el Estado, el Capital y cualquier forma de autoridad.
-Abajo todas las cárceles, solidaridad a todxs lxs presxs de la guerra social a lo largo y ancho del mundo.
-Por la propagación de la nueva guerrilla urbana.

Célula Antagónica Fanni Kaplán (FAI-FRI)