Para que las calles no solo hablen del miedo, la vigilancia, el control, el retorno a la normalidad «perdida» o la mejora como un regalo por el que siempre luchamos.

Para que la revuelta viva.

Que los rebeldes encuentren complicidad y provocación cuando salgan a la calle, como una respuesta viva en medio de la virtualidad impuesta por la pandemia.


Cartazes das ruas de Porto Alegre.

Para que as ruas não falem apenas do medo, de vigilância, de controle, dum retorno à normalidade «perdida» ou da melhora dum presente que sempre combatemos.

Para que viva a revolta.

Que xs rebeldes encontrem cumplicidades e provocações ao sair nas ruas, como resposta viva no meio da virtualidade imposta pela pandemia.