BERLÍN, ALEMANIA: STOP GENTRIFICACIÓN, AUTÓNOMⒶS DE BERLIN “CAUSARÁN DAÑOS POR 1 MILLÓN EN RESPUESTA A LA INCURSIÓN DE LA POLICÍA”

web_0012350293_big_tpActivistas en Berlín advirtieron el domingo que iban a causar un millón de euros en venganza por las redadas policiales masivas a sus okupas y proyectos en la capital, después coches de lujo fueron quemados en el fin de semana.

“Con la quema de los excesivos coches de lujo, la destrucción de una cámara de vigilancia y la rotura de las ventanas de visualización, respondemos a la llamada de los grupos autónomos el 21 de enero para hacer 1 millón de € de daños por cualquier ataque a proyectos en Berlín, escribieron lⒶs “autores desconocidⒶs” en indymedia.

Yuppies fuera.

Las noches del viernes y el sábado, decenas de vehículos fueron destruidos y dañados en la capital en por lⒶs encapuchadⒶs, ningunⒶ de lⒶs cuales fué detenidⒶ.

La reivindicación publicada en internet el domingo parecía confirmar la creencia del senador de interior de la ciudad, Frank Henkel, que “patanes de izquierda” estaban detrás de los ataques, con lⒶs autores diciendo que causarían 1 millón en daños a la propiedad en respuesta a los ataques a proyectos de izquierdas en Berlín.

La policía informó de que entre 20 y 40 personas enmascaradas en bicicletas habían quemado cuatro coches de lujo y dañado otros 24 la noche del viernes alrededor del parque Gleisdreieck en el barrio de Kreuzberg centro-sur.

La noche del sábado, se produjo un incidente similar, con testigⒶs avisando de que una multitud de entre 50 y 100 enmascaradⒶs estaban destrozando unos 20 coches.

Según los informes, más coches fueron quemados durante el fin de semana en los distritos de Charlottenburg y Gesundbrunnen.

“No vamos a dejar las calles a esta multitud de extrema izquierda“, dijo Henkel el domingo, añadiendo que los servicios de seguridad interna de la ciudad – que son los responsables de delitos de motivación política – estaban investigando.

Confrontación en “zona de peligro“

Henkel, que es responsable de la política de seguridad de la ciudad, se ha convertido en una figura objetivo después de declarar en Noviembre la zona Nordkiez en el distrito occidental de Friedrichshain, una “zona de peligro”.

Friedrichshain sigue siendo una de las fortalezas del movimiento okupa en Berlín, con una serie de edificios que han permanecido ocupados desde la caída del muro de Berlín en 1989 y la reunificación alemana.

Los edificios okupados del distrito son vistos como puntos de referencia en la escena de las izquierdas y anarquista de la capital.

La confrontación entre lⒶs activistas de izquierda y Henkel se agudizó en enero con una incursión masiva de 500 agentes de policía en la mítica okupa Rigaer Straße 94, después de que un oficial de policía fuese “atacado” en el exterior, mientras ponía un ticket de aparcamiento.

Muchos izquierdistas y lⒶs principales políticⒶs criticaron la incursión desproporcionada en el momento y que recuerda a los incidentes del pasado, cuando las okupas fueron limpiadas para dar paso al desarrollo.

La reivindicación de domingo no deja ninguna duda acerca de la relación con la redada en Riagaer Straße.

Manifestación de izquierda mayormente pacífica.

El cabreo por la “zona de peligro” y la continua presión policial fueron también la base para una manifestación el sábado bajo el título “rebeldes Vecinos, Barrios con Solidaridad, Ciudad desde abajo“.

Activistas de izquierda en Friedrichshain creen que la ciudad está utilizando la policía y la política de seguridad para echarlⒶs del área y prepararla para ser gentrificada como otros distritos cercanos (llenos de coches de lujo).

“Para la gente como Frank Henkel … la Nordkiez es un área que tiene que ser totalmente pacificado o un problema que tiene que ser resuelto“, escribieron lⒶs organizadorⒶs.

“Para aquellⒶs de nosotrⒶs que vivimos, residimos y trabajamos aquí, la Nordkiez es ante todo una cosa: un lugar de resistencia con una larga historia y las más variadas formas de vida sobre la base de la colectividad y la solidaridad”.

La manifestación discurrió bajo control policial, con docenas de vehículos policiales y alrededor de 1.200 agentes que inundaron las calles de Friedrichshain.

Mientras la mayoría actuó de forma pacífica, algunas botellas y piedras fueron lanzadas contra la policía. Según los informes, cinco policías resultaron heridⒶs y dos personas fueron detenidas.

Fuente: Contramadriz

Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Anarquía.info

Anarquía.info