BARCELONA, ESPAÑA: ALGUNAS CONSIDERACIONES SOBRE LA SITUACIÓN ACTUAL EN CATALUÑA Y LA ACTUACIÓN DE LOS ANARQUISTAS.

– De nuevo, muchos, demasiados anarquistas se han dejado arrastrar, desbordados por eventos que no esperaban y no han sabido (o querido) incidir con sus propias palabras y acciones. Muchos anarquistas se dejan seducir fácilmente por todo lo que tenga un carácter “masivo”, sin parar a pensar un poco que es lo que están apoyando realmente y sin ni saber, poder o querer participar con su propio discurso, solo quieren ir allá donde esta “la gente” y a ver que pasa luego.

– Sobre la “voluntad popular” y la “legitimidad de las masas” :

Muchos anarquistas han estado en la calle estos días pasados , participando de las protestas junto con muchos otros, pero ¿que es realmente lo que se demanda en estas protestas? ¿quienes son esos “otros” que participan en estas movilizaciones? Si bien es cierto que parte de los manifestantes proviene de la izquierda independentista o de otras formaciones de izquierda no necesariamente nacionalistas pero que apoyan o han querido solidarizarse con la causa de la independencia catalana siendo que algunos anarquistas pueden encontrar algunas afinidades con este tipo de manifestantes, la inmensa mayoría de los que han salido a la calle son el ciudadanos correctos, amantes del orden, el civismo y las buenas maneras, muchos votantes de la derecha conservadora catalana, representada por CIU, ANC…etc

A la vista está las demandas de los manifestantes, así como sus actos. Del mismo modo que rechazan y son hostiles a la guardia civil o la policía nacional, regalan flores a los mossos y los aplauden como si fueran héroes. Pareciera que estos anarquistas tienen algún tipo de compromiso con apoyar sin cuestionar lo que se ha catalogado como “voluntad popular” aún siendo así esta voluntad popular la de crear un estado propio con una política marcadamente conservadora-derechista, con sus fronteras propias, con su policía propia, con sus instituciones, cárceles, leyes, capitalismo y miseria, pero eso si con una bandera diferente y nueva imagen de liberación.

Pareciera que para algunos, el patriotismo catalán es mas aceptable que el patriotismo español, escudándose en mil y una excusas para justificarse, pero el nacionalismo es nacionalismo al fin al cabo, todas las patrias son opresoras de los pueblos que habitan en sus dominios, y las que no lo son es por que aún no han tenido la oportunidad. Y es que, para quien no lo sepa el facha catalán es tan repulsivo, conservador y rancio como el facha español o cualquier otro. Aún así, los anarquistas han salido a la calle junto con toda esta gente, adoptando el discurso de esta gente, participando de las convocatorias de esta gente… dejándose llevar por esa imagen de “rebeldía”. ¿Acaso si la voluntad de la mayoría del pueblo fuese un estado catalán del tipo nazi/fascista, deberían los anarquistas apoyar también al pueblo en este caso? Desde nuestro punto de vista, una característica esencial de la anarquía, independientemente de su corriente o posicionamiento, es el cuestionar y saber mirar con espíritu crítico, especialmente antes de lanzarse de cabeza a una piscina que ha resultado ser un cenagal.

– La represión de la policía nacional y la guardia civil ha sido algo que ha encendido los ánimos de muchos, dando la impresión de que realmente se estaba llevando una especie de revuelta o situación de rebeldía, nada más lejos de la realidad, esto ha sido una estratagema bien planeada desde el principio por el Govern. Desde un primer momento, se ha buscado exactamente que ocurriera esto, se ha buscado la foto de la policía (española) apaleando indiscriminadamente a los pacíficos ciudadanos catalanes, se ha hecho mención específica a que nadie tratara de resistir activamente y se han silenciado los pocos actos de resistencia activa y lucha contra la policía, mientras que las imágenes de la brutalidad policial han sido ampliamente difundidas por todo el mundo. Aquí los anarquistas (y el resto de los que han participado en esta farsa) han sido poco mas que los tontos útiles, quienes han servido de carnaza para llevarse los palos y salir en al foto, todo como se ha visto después ha sido una maniobra política del Govern para intentar legitimarse y atraer la atención del mundo, siendo a última hora que ni hubo declaración de independencia ni nada realmente rupturista con el estado español, si no propuestas de diálogo y negociación. Y así sucedió que hemos visto anarquistas votando, o haciendo campaña a favor de ir a votar, como si fuera algo “rebelde” el participar en un evento organizado y dirigido desde arriba, con la única utilidad de legitimar las instituciones existentes y futuras.

-¿Y que decir sobre la “huelga general” pactada, controlada y organizada desde las instituciones y la patronal? Una huelga que fue un desfile patriotero de trapos, pacificada a la fuerza de insinuar rumores y amenazas, incluso por parte de los anarquistas y la izquierda “radical”, haciendo llamamientos a estar atentos a los “infiltrados y provocadores” y a expulsar de las movilizaciones a cualquiera que vaya encapuchado o que no tenga una actitud “apropiada”. Así hemos visto a los buenos ciudadanos chillando “som gent de pau” y dando vivas a la policía catalana como buenos borreguitos mientras insultaban, expulsaban de las movilizaciones e incluso agredían a quienes no cumplieron con el dogma del buen manifestante.

La consigna era clara: Nada de violencia, nada de encapuchados ni bloques negros, nada de provocaciones ni de responder a la policía ni a las bandas de fachas españolistas que han estado dando palizas por toda Barcelona. Nada que no sea paseo bajo el son del himno patrio y las banderas esteladas, símbolos de la “liberación” de un pueblo sin miedo, que todo salga según lo planeado. Y si hay violencia, hay que dejarse apalear para que todo el mundo vea al día siguiente en las portadas de los diarios y las noticias del mediodía quienes son los buenos demócratas pacíficos y quienes son los malos represores fascistas, pase lo que pase hay que seguirle el juego al Govern.

– Conclusiones:

Algunos han llegado a catalogar esto como revolución, pero si esto es realmente una revolución, es sin duda una revolución ciudadanista liberal-democrática. Aunque algunos se hagan ilusiones o nos traten de vender la moto diciendo que la independencia es la única solución o el remedio definitivo a todos los males que nadie tenga expectativas de ninguna emancipación real ni de liberación ni de cambiar absolutamente nada mas que el color del trapo que ondea. De todos modos, en nuestra opinión, estas movilizaciones tienen fecha de caducidad, habiéndose producido el “momentazo” los primeros días de Octubre, ahora llega el bajón junto con la bajada de pantalones del Govern. No diremos que todo vuelve a la normalidad porque la normalidad nunca se fue, el orden vigente no se rompió, de hecho, salió fortalecido. Este es el verdadero ganador de este paripé, el Estado y las instituciones. Quizás nos equivoquemos y realmente haya una escalada que no podemos predecir, pero si esto se produce, los anarquistas deben saber salir a la calle con un discurso propio, con fuerza y sin miedo de atacar y sacar los dientes contra quien sea que se ponga enfrente, evitando caer en la trampa ni ser marionetas en manos de intereses estadistas ni nacionalistas, evitando hacer el juego al asco patriótico, aunque se disfrace de “rebelde” o “anticapitalista”. salir a la calle. Aprendamos de los errores y de las lecciones que la historia lejana y cercana nos ha dejado y seamos cuidadosos a la hora de elegir amigos. Lo mas provechoso de todo este asunto sería la capacidad de hacer que la situación se desborde y crear las tensiones necesarias para escalar a un nuevo nivel del conflicto, no sólo contra el estado español o el gobierno catalán, si no contra el mundo que crea y necesita los estados y naciones.

¡Abajo todos los estados, todas las patrias, todas las naciones!

¡A romper la paz social!

Algunos anarquistas de Barcelona

Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Anarquía.info

Anarquía.info