ATENAS, GRECIA: REIVINDICACIÓN DE ATAQUES INCENDIARIOS.

Nuestras vidas están inundadas con ultimátums y órdenes de su estado, capital y su cultura.

En los lugares de trabajo, necesitamos vender nuestra fuerza laboral para sobrevivir, los ultimátums de los patrones son la voz del desarrollo capitalista a toda costa. La voz del expansionismo neoliberal, la voz de las intenciones asesinas del empleador que paraliza nuestros cuerpos con horarios intensos, la abolición de los feriados dominicales, el trabajo no asegurado, medidas de seguridad inadecuadas, despidos y extorsiones.

En nuestras escuelas, los dictámenes del estado y del capital son las voces de disciplina en la barbarie de nuestros tiempos, la narración de la traicionera historia de sumisión a los poderosos, las voces del nacionalismo y la intolerancia, el borrado de la memoria de cada uno en el momento de la guerra social. Su objetivo es crear una nueva generación de esclavxs disciplinadxs, siempre ansiosxs por entrar en la línea de producción capitalista sin conciencia de su papel. Sin un rastro de conocimiento sustantivo de la historia de las luchas y levantamientos contra los estados y sus poderes. Aceptar su convivencia pacífica con lxs responsables de la pobreza y las guerras. Reconociendo que la lucha es inútil y que el capitalismo es el ganador de la historia.

En los barrios donde vivimos y luchamos, ya sea que se llamen Exarchia o no, el estado hace ultimátums contra las okupaciones. Sus ultimátums hablan el lenguaje del totalitarismo moderno, la represión policial, la propaganda estatal organizada y coordinada a través de los medios de comunicación, su regularidad está llena de violencia para cualquiera que no encaja en ella.

Sus ultimátums son el otro lado del terrorismo de estado. Estos son los grupos que rompen las cabezas de los transeúntes en Exarchia, las imágenes de refugiadxs rodeadxs por policías en los autobuses al infierno de los campos de concentración, los comentarios sexistas y las amenazas de violencia sexual a cualquiera que no le guste la policía, docenas de allanamientos en okupaciones, es la ocupación militar de todo un vecindario por policías caníbales; son secuestrados compañerxs de sus hogares; es la campaña antiterrorista del estado como componente indispensable en la aplicación de la ley y el orden.

Estas y muchas más son algunas piezas que ilustran una estrategia política central del estado. Hacer una guerra total contra el movimiento anarquista con el objetivo de exterminarlo antes de que se exprese la insatisfacción social en la calle. Lxs gobernantes saben que el movimiento anarquista tiene el potencial de actuar como detonador en las luchas sociales. Ven las llamas de la insurrección extendiéndose a todos los rincones del mundo. Que las desigualdades sociales y de clase que son esencialmente las locomotoras del capitalismo se convierten en un nudo sofocante. Ahora es ampliamente aceptado que estamos en una coyuntura crítica. Lxs que están en los centros de poder político y económico lo saben bien. Es parte de sus discusiones durante en reuniones y organizaciones internacionales. A través de varios títulos, políticos, economistas, analistas buscan constantemente formas de estabilizar un sistema político y económico que está sumido en una crisis creciente.

Es por eso que todo el ataque al movimiento anarquista debe ser visto como una batalla por la supervivencia política, como una lucha feroz para asegurar nuestra existencia. Como una guerra de liberación con una perspectiva revolucionaria.

Diseñando estrategias y tácticas con el denominador clave de organizar y luchar en todos los campos de batalla sociales y políticos.

Comprender la historia del movimiento al que pertenecemos, las batallas que ha librado a lo largo de los años, la sangre que han vertido docenas de militantes en la lucha por la liberación individual y colectiva. Entendiendo que estamos decididamente armados para no ser portadores de derrotas, resignaciones, compromisos, sino que somos aquellxs que alzarán las banderas de la resistencia y la rebelión, las banderas de la violenta guerra social detrás de la metrópoli.

LOS ULTIMÁTUMS ESTÁN DE VUELTA …

También celebramos el regreso a la normalidad. Ahora estamos viviendo en un país normal y ahora estamos estableciendo nuestros mecanismos adecuadamente. Agradecemos sinceramente al Primer Ministro por su contribución a expandir nuestra lucha. La verdad es que sus declaraciones son más incendiarias que nuestros fuegos. Sin embargo, aparte de lo ridículo, cuando este guerrero es un oportunista despotricador iniciado las ideas «socialistas» para terminar siendo el símbolo del ministro del estado represivo de derecha, cualquier conversación y movimiento en nuestra contra es una gran ventaja.

Como primera respuesta al ultimátum de Chrysochoid, asumimos la responsabilidad de los siguientes ataques incendiarios:

  • En el puerto deportivo de Alimos, incendiamos un estacionamiento para yates de lujo, atacamos simbólicamente el entretenimiento privilegiado de la élite económica. Durante el ataque se tomaron todas las precauciones para que nadie estuviera en peligro. Con esta energía, queríamos expresar nuestra ira hacia aquellxs que viven y se divierten en su microcosmos aprovechando a lxs excluidxs del lujo que disfrutan. Ignoran la carga desproporcionada que infligen en el mundo natural por la opresión causada por el sistema de clases con el que son favorecidxs. Sus paladares están manchadas de sangre y merecen perderse en las llamas de la insurrección.
  • A un vehículo de una compañía de seguridad en Peristeri, ya que lxs guardias de seguridad se están adelantando a la fuerza policial privada del futuro neoliberal.
  • A la cafetería-pastelería de la Nueva Democracia, Nikos Romanos: lxs ejecutivxs y parlamentarixs de la Nueva Democracia deben saber que la violencia que infligen con sus políticas será devuelta.
  • En la casa del corresponsal de policía Theodos Panos: lxs que forman la voz de la represión y formulan propaganda estatal están expuestxs y sus hogares son conocidxs.

SOLIDARIDAD CON LXS PRESXS POLÍTICXS.
SOLIDARIDAD CON LAS CÉLULAS Y ESTRUCTURAS DE LUCHA QUE
ESTÁN BAJO ATAQUES REPRESIVOS.
SOLIDARIDAD CON EL ANARQUISTA EN HUELGA
DE HAMBRE KOSTA SAKKAS.

VIVA LA ANARQUÍA

GRUPO POR LA DISPERSIÓN DE LA ANARQUÍA.

Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Anarquía.info

Anarquía.info