Es hora de que enviemos un mensaje claro a los explotadores. Tu tiempo se ha acabado. Tu reino de terror llegará a su fin. Quemaremos sus mataderos, destruiremos sus camiones de la muerte y haremos de sus vidas una pesadilla viviente.

Recientemente en Alberta, se seleccionó una carnicería y una empresa de transporte de «ganado». Esta carnicería asesina a los cerdos que se crían en su pequeña granja familiar. Estas personas son una familia de asesinos. La carnicería fue redecorada con “ASESINOS DE CERDOS”, cada cerradura pegada, incluida su camioneta y se destruyó su sistema de refrigeración. La compañía de camiones fue el objetivo, ya que lleva miles de vacas a su ejecución, año tras año. Estos conductores no tienen en cuenta la vida no humana o humana. Han tratado de atropellar a los humanos una y otra vez. Se jactan de tratar de matar personas y ven a los seres conscientes como signos de dólar y como objetivos. Aproximadamente 15 remolques fueron dañados. Se cortaron todas las mangueras en cada remolque, se cortaron las cadenas de la puerta trasera, un mensaje que les hizo saber que el ALF no ha parado, las cerraduras de los edificios pegadas y su edificio pintado con spray. El sabotaje económico golpea a estos monstruos donde más les duele, sus ganancias.

ASESINOS DE CERDO Y CAMIONES DE LA FILA DE LA MUERTE, te estamos observando.

En honor a Jill Phipps y Regan Russell.

Porque comprar tocino vegetariano no salvará a los animales ni terminará con esta injusticia.


FUENTE: ANARCHISTS WORLDWIDE
TRADUCCIÓN: ANARQUÍA

Reproducir vídeo